Me hubiera gustado jugar con mi hermano: Aldo de Nigris

Pese a la muerte del Toño, Aldo de Nigris se consolidó como delantero de Rayados en el Apertura 2009.
Me faltó jugar con mi hermano: Aldo de Nigris
Monterrey, Nuevo León, México -

A lo largo de su carrera en el futbol profesional, Aldo de Nigris logró ser campeón de Liga, anotó goles importantes, conquistó títulos internacionales con Rayados y con la Selección Mexicana, pero hay algo que le faltó por hacer, algo que considera hubiera sido lo más valioso para él: jugar con su hermano Antonio como compañeros de equipo.

Y aunque en varias ocasiones coincidieron en el terreno de juego como rivales, el menor de la dinastía De Nigris reveló que fue un tema que platicaron varias veces entre ellos y tenían la ilusión de algún día ver realizado su sueño.

“Me hubiera gustado jugar con mi hermano juntos, es lo más valioso que hubiera existido para mí, jugamos en contra algunas veces pero siempre decíamos que había que buscar jugar juntos, que sería algo muy bueno, al final no se pudo pero es futbol y así es la carrera de los futbolistas”, expresó el exgoleador albiazul en charla con Mediotiempo.

El 16 de noviembre del 2009, fue un día que marcó a Aldo y a toda su familia con el repentino fallecimiento del Tano, en Grecia, a causa de un infarto. Solo cinco días después, el atacante convirtió el gol frente al América en los cuartos de final, que iniciaría el camino de Rayados rumbo al título del Apertura 2009.

Fue solo el principio de la racha goleador de Aldo en esa Liguilla, que marcó cuatro goles para que el Monterrey de Vucetich iniciara su época dorada; para Aldo, la única explicación para encontrar la fuerza para sobreponerse a la pérdida de su hermano, fue sentirlo a su lado como su ángel guardián, así como el apoyo de sus compañeros, cuerpo técnico, directivos y afición.

“Ssiempre digo que Toño estuvo apoyándome como un ángel, cuidándome, guiándome a hacer el mejor partido de cada serie, haciendo goles conmigo, eso es lo que yo pienso.

“Creo que lo más importante aquí y lo que me sacó adelante fue el apoyo de toda la gente, de todo Monterrey, sentir el apoyo de todos mis compañeros, de todo el staff, el cuerpo técnico, de toda la institución del Monterrey, de todos mis amigos, de mi familia obviamente y también me agarré muy fuerte de Dios, le pedí que me diera fuerzas para darle un título al Monterrey para honrar a mi hermano y después ya vieron todo lo que pasó, después de eso mi carrera dio un salto muy importante”, afirmó.

Fue en esa Liguilla del Apertura 2009, cuando comenzó a escribirse la historia de Aldo de Nigris como ídolo de Rayados, luego de la dificultad que tuvo a su llegada un torneo antes, pues ganarse a la afición albiazul no fue fácil, pero desde el principio supo a lo que se enfrentaría y al final su esfuerzo y sacrifico valieron la pena.

“Fue difícil (su llegada a Rayados), sabía yo que iba a pasar. Duele que uno llegue a su casa y ve las críticas, los comentarios, pero muy en el fondo la afición estaba esperando que yo hiciera gol, que tuviera un buen nivel y que fuera el Aldo que despuntara, lo que sucedió, pienso que muy en el fondo ellos estaban esperando eso. Yo lo sentí dentro de la cancha aguantando abucheos, aguantando todo por mi pasado con Tigres”, recordó Aldo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×