Problemas técnicos dejaron ver al Chicharito más bromista

La conferencia que ambos ofrecieron fue muy peculiar y contó con un auditorio casi lleno con periodistas de varios países.
 Chicharito mostró su lado más humano a horas de la semifinal ante Alemania.  (Foto: AFP)
  • Javier Hernández y Juan Carlos Osorio tuvieron que esperar 15 minutos para que las cámaras captaran la señal de los micrófonos
Sochi, Rusia -

La paciencia de Juan Carlos Osorio y Javier Hernández estuvo a prueba durante la peculiar conferencia de prensa que ambos ofrecieron este miércoles al mediodía en el Estadio Fisht.

Detallista al límite, esta vez la FIFA falló y algunos problemas técnicos provocaron que a Chicharito le solicitaran responder dos veces una pregunta, así como a esperar alrededor de 15 minutos en los que ambos estuvieron sentados en el estrado esperando que las cámaras televisivas captaran la señal de los micrófonos de los dos personajes del Tricolor.

“Dicen que es el sonido para las cámaras”, aclaró Hernández al moderador de la FIFA. “Pero no voy a repetir jaja”.

Durante la espera, el jugador bromeó con las decenas de periodistas en el auditorio del inmueble sede de la semifinal México vs. Alemania este jueves, que lució repleto porque tras la conferencia de Osorio y Hernández estaba programada para inmediatamente después la de Joachim Löw, estratega alemán, y el defensa Jonas Hector.

“Resumiendo, Alemania es un gran equipo y vamos a tratar de ganar”, volvió a bromear Chicharito cuando parecía que se habían resuelto los problemas e ironizaba con no repetir su primera y larga respuesta.

A pesar de que el moderador de FIFA le pidió a entrenador y futbolista dejar el estrado en lo que se resolvían los problemas, ambos dijeron que no tenían problema en permanecer para reanudar la conferencia. “Fue la conferencia más rápida”, añadía el jugador.

“Ya no escucho a los traductores tampoco. ¿Alguna información para mí? 1, 2, 3…”, decía el representante del organismo mundial mientras Hernández bebía agua u Osorio sugería utilizar su micrófono si el de Chicharito era el problema.

Justo cuando el moderador hablaba de un “Plan B” en donde él fungiría como traductor de todas las respuestas, los camarógrafos avisaron que ya escuchaban y de pronto el auditorio explotó en aplausos.

Tras los inconvenientes, todavía hubo quien accidentalmente apagó varias lámparas durante la primera respuesta de Osorio, en una conferencia que tuvo representantes de medios de comunicación tanto mexicanos como alemanes, rusos y hasta brasileños.

Otro episodio chusco se dio cuando una reportera alemana le preguntó al defensa Jonas Hector si cuando pensaba en México le venían a la mente unas vacaciones, o cuando los periodistas germanos carcajearon cuando Löw explicó que no habían entrenado penales porque en las prácticas sus jugadores fallaban demasiado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×