Ya no disfrutaba del futbol: Chuletita Orozco

El exjugador de Cruz Azul y Santos llegó como refuerzo a Tampico Madero para este Apertura 2017.
 El Chuletita tuvo un paso complicado y agridulce en Veracruz la campaña pasada.  (Foto: Mediotiempo)
  • Orozco nunca tuvo problemas de adeudos, solo de pagos retrasados con Jaguares
Ciudad de México -

Luego de su paso por primera división con Cruz Azul, Santos, Chiapas FC y Veracruz; Javier “Chuletita” Orozco vivirá su primer experiencia en el Ascenso MX. El delantero originario de Los Mochis fue anunciado en el Régimen de Transferencias como nuevo refuerzo de la Jaiba Brava y su llegada a esta nueva plaza le ha dado tranquilidad luego de un año de altibajos con los Tiburones Rojos y Jaguares.

Dejé de disfrutar muchas cosas, tuve un año malo. Ya no estaba jugando; todo es un complemento, los entrenadores que te tocan, los equipos, batallar mucho con muchísimos jugadores”, dijo en entrevista con Mediotiempo.

El delantero destacó que su estadía en Chiapas y Veracruz no fue la mejor, entre los problemas relacionados con los dueños de ambos equipos, el gran número de elementos para competir por un lugar en el once titular, el tipo de entrenadores; todo mermó sus ganas y su nivel no fue el mejor para mantenerse en ambas escuadras.

“Quiero volver a trascender y salir adelante con lo mío, disfrutar del futbol porque ya no lo estaba haciendo y eso era malo. Me estaba quemando por dentro por jugar y no lo hacía, no me dieron la oportunidad, es obvio que algo dejas de hacer, si te duermes un poquito, el otro llega y te come, a lo mejor eso me pasó”, explicó Orozco.

Chuleta fue parte de los felinos en el Apertura 2016 y para el Clausura 2017 llegó al puerto jarocho; en ambos clubes le tocó planteles muy amplios y la competitividad por la titularidad no fue fácil, pues eran hasta seis o siete elementos y además de otros intereses de dueños y técnicos.

“Una cosa es la competitividad, eran grandes planteles y no había una buena base en los equipos con directivos, eran dueños y ya. Aquí llego a un equipo de 25 jugadores a ganarse un lugar con dos compañeros en cada posición y es sano, pero allá éramos siete delanteros y era muy difícil, había otras prioridades y con eso hasta desconfías de ti mismo”, confesó y explicó que fue Alejandro Irarragorri, presidente del Consejo de Administración de Orlegi Deportes y del Club Santos Laguna, quien le propuso llegar a la Jaiba Brava.

Por último, el jugador habló de la diferencia de Jaguares y Veracruz con su nuevo equipo, pues para él, el tema del manejo de un club es fundamental para la obtención de resultados y exigencias al jugador; situación que en el cuadro chiapaneco y veracruzano era complicada, pues no existía como tal una estructura en directiva y los problemas de adeudos y conflictos políticos extra cancha no ayudan a los futbolistas.

“Creo que el manejo es la gran diferencia. En un equipo tiene que existir una estructura desde fuerzas básicas y directivos, una planificación y un estudio de cada elemento que llega y de lo que se quiere”.

“En Jaguares no lo había, no llegaba el presidente, había problemas de salario que les deben dinero dos o tres meses y no daban la cara y tú como jugador te pones a pensar en todo lo que debes y hasta en comer bien, porque si te exigen en un mil por ciento pues debes alimentarte bien, descansar y uno no lo hace porque piensa extra cancha y eso te merma. Aquí llegué y las puertas están muy accesibles para todo, en lo humano y en lo futbolístico”.

Ahora, el Chuleta se adapta a una nueva ciudad, al clima y a la afición de tradición futbolera, "me gusta esta plaza, quiero hacer grandes goles y que la gente los coreé", expresó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×