El Tri tiene balance negativo cuando lleva equipo B a Copa Oro

Por 'X' o 'Y', no será la primera vez que México lleve un equipo alternativo al torneo de Concacaf.
Víctor Gutiérrez, Nacho Hierro y Antonio Sancho, de los 'B' en Copa Oro.
 Víctor Gutiérrez, Nacho Hierro y Antonio Sancho, de los 'B' en Copa Oro.  (Foto: Getty Images)
  • En la edición 2017, también Juan Carlos Osorio eligió un cuadro alternativo
Ciudad de México -

Cuando la Selección Mexicana apuesta por un equipo alternativo para disputar la Copa Oro el balance ha sido desfavorable, pues de las siete ediciones disputadas con esa “versión” perdió cuatro.

Desde que México inició su andar en la Copa América en 1993 se abrió la oportunidad para que los entrenadores en turno pudieran integrar más jugadores, pero también provocó que la puerta del Tri no siempre tuviera a los titulares en el torneo de Concacaf.

En 1993 y ante el debut en la Copa América, Miguel Mejía Barón convocó a un equipo alterno que reforzó con titulares como Claudio Suárez y Jorge Campos, pero también le ayudó a ver jugadores que más tarde estarían en el Mundial de Estados Unidos como Jorge Rodríguez. El trono de Concacaf se quedó con México.

Para la Copa Oro de 1996 se vivió una situación similar con un título forjado en los pies de varios jugadores de 23 años como Cuauhtémoc Blanco, quien contribuyó a lograr ese título.

La edición de 2009, bajo el mando de Javier Aguirre, también fue considerada como un equipo B, pero no les impidió alzarse con el título que denomina al mejor de la confederación.

Aunque las selecciones que no tuvieron la misma capacidad para alcanzar el título regional fueron las que participaron en las ediciones celebradas en 2000, 2002, 2005 y 2013.

La del año 2000 se quedó en el camino ante Canadá, que a la postre sería campeón, y eso que contaba con jugadores como Juan Francisco Palencia, Rafael Márquez y Óscar Pérez, que fueron acompañados por Jesús Mendoza, José María Higareda y Nacho Hierro, entre otros.

A meses de jugar el Mundial de futbol se organizó la Copa Oro de 2002, lo cual motivó que Javier Aguirre formara un equipo totalmente alternativo para encarar el torneo continental, pero no pudieron superar los cuartos de final frente a Corea del Sur y en ese certamen el campeón fue Estados Unidos.

En cambio, la participación del Tricolor en la Copa Confederaciones de 2005 también influyó en la elección de jugadores para el torneo de Concacaf, pues se jugó entre el 15 y el 29 de junio, mientras que el torneo norteamericano se disputó entre el 6 y el 24 de julio. Aquella vez, el Tri fue eliminado por el invitado Colombia.

Lo mismo sucedió en 2013 cuando ambas competencias se empalmaron y el Tri debió apostar por un cuadro distinto al que participó en la Confederaciones de Brasil, pero esta vez no pudo superar las semifinales ante Panamá.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×