Joao Maleck, la joven promesa que ya traía el futbol en la sangre

Apenas cumplió 18 años de edad y ya le llegó el momento de separarse de la familia
Joao Maleck ya traía en la sangre el futbol
  • Los abuelos maternos de Joao han jugado una parte fundamental para que el joven haya sido futbolista
  • Familia de Maleck, con sentimientos encontrados por su partida al Porto
Ciudad de México -

Joao Maleck Robles apenas cumplió 18 años de edad y ya le llegó el momento de separarse de la familia hasta el Viejo Continente. El joven tapatío se va a Portugal por lo menos un año y será parte del Porto en la Liga Nos.

Diana Robles, mamá del nuevo Dragón, dijo que sabía que tarde o temprano le iba a llegar una oportunidad así.

"Estoy feliz, orgullosa, satisfecha. Estoy emocionada, son sentimientos encontrados, triste a la vez, porque no será como aquí en Torreón, que podía agarrar un vuelo e ir a verlo, pero estoy feliz, muy contenta por él, porque está emocionado y lo veo feliz, con eso, como madre, me siento satisfecha".

Y si la labor de su madre fue importante, los abuelos maternos de Joao han jugado una parte fundamental para que el joven haya sido futbolista.

"Mis padres han sido una parte fundamental en su vida y en la mía. Sin la ayuda de ellos hoy no pudiéramos gritar tan fuerte, con tanta emoción. Sí es complicado, porque uno como madre, aparte de las tareas del hogar tenía que trabajar, entonces le decía a mi mamá: 'llévalo a entrenar' o en ocasiones ella no podía y tenía que hacer el sacrificio de llevarlo. Cuando yo lo veía patear el balón, vi el amor que tenía por el futbol", comentó la madre de Maleck.

EXTRAÑARÁN SUS BROMAS Y SU ALEGRÍA

"Joao es un chico muy alegre, muy bromista, nadie se le escapa, ni yo. Es muy carismático, es lo que más vamos a extrañar. Es difícil desprenderte de algo que has tenido toda tu vida y que de repente ya no vayas a estar tan cerca. Aquí hacíamos el esfuerzo de tomar un camión, un vuelo, no nos importaba viajar 20 horas (a Torreón), íbamos con mucho gusto para verlo jugar, sé que ahora no lo podré hacer tan fácilmente, pero sé que pronto iré a verlo".

Con nostalgia, la señora Diana sabe que su hijo extrañará los platillos que prepara su abuelita, pero sabe que lo soportará por la madurez que demuestra.

En un principio pensó que ella lo iba a acompañar a Portugal las primeras semanas, pero Joao le pidió que lo dejara ir solo.

"Me dijo: mamá me voy solo, no te preocupes", concluyó doña Diana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×