'Ronaldinho y sus amigos' hacen historia, jugarán en Pakistán

Aunque el críquet es el deporte más popular de Pakistán, el futbol lucha por ganar terreno, con una selección absoluta todavía anclada en los últimos puestos del ránking mundial FIFA.
Ronaldinho está con Roberto Carlos, Ryan Giggs, Nicolás Anelka y Robert Pirès en el cartél.
 Ronaldinho está con Roberto Carlos, Ryan Giggs, Nicolás Anelka y Robert Pirès en el cartél.  (Foto: Getty Images)
  • El jefe del Ejército Paquistaní, Qamar Javed Bajwa, no dejó pasar la ocasión para reunirse con los jugadores
Islamabad (Reuters) -

Pakistán, país golpeado con frecuencia por la violencia y donde el deporte predilecto es el críquet, se convertirá estos días en tierra del futbol para asistir este sábado, con una expectación inusitada, a un partido de antiguas estrellas del balón, que estarán lideradas por el mundialista brasileño Ronaldinho.

"Las mayores estrellas del futbol vienen a Pakistán", anuncia el cartel promocional del evento en el que sale Ronaldinho acompañado de otras figuras del balón como el también brasileño Roberto Carlos, el inglés Ryan Giggs o los franceses Nicolás Anelka y Robert Pirès.

El primero de los dos partidos "históricos" de exhibición en Pakistán de "Ronaldinho y sus amigos", como señalan los promotores, se jugará este sábado en la ciudad meridional de Karachi y el segundo tendrá lugar el domingo en la oriental Lahore.

El jefe del Ejército Paquistaní, Qamar Javed Bajwa, una de las figuras más poderosas del país, no dejó pasar la ocasión para reunirse con los jugadores, a los que agradeció el gesto de viajar a Pakistán.

"Los deportes promueven la paz y vuestra visita es bienvenida por todos los paquistaníes, especialmente los jóvenes futbolistas", remarcó Bajwa, de acuerdo con un comunicado.

La viceministra de Información, Marriyum Aurangzeb, fue otra de las autoridades paquistaníes que, haciendo uso de las redes sociales, celebró el gran "honor" de poder ver en Pakistán "a leyendas indiscutibles del jogo bonito", en referencia a los exinternacionales brasileños.

Otros usuarios en Twitter pedían que con este tipo de acontecimientos en Pakistán se enviase un "mensaje" diferente a todos aquellos que "apunta con el dedo" a la nación, acusándola de violenta y ser cobijo de terroristas.

La presencia de reconocidos deportistas extranjeros en Pakistán es infrecuente, una situación que se acentuó después de que en 2009 un ataque terrorista contra el convoy de la selección de críquet de Sri Lanka en Lahore matara a siete policías y dos civiles.

Karachi, que alberga el partido de este sábado, es la capital financiera del país y el núcleo urbano en el que se registra el más alto índice de muertes violentas en Pakistán, donde al crimen organizado se suma la violencia sectaria y los actos de terrorismo.

En 2013 el futbol y la violencia se ligaron en Karachi cuando nueve niños murieron y otra veintena de personas resultaron heridas tras la explosión de una bomba a la salida de un partido.

Aunque el críquet es el deporte más popular de Pakistán, el futbol lucha por ganar terreno, con una selección absoluta todavía anclada en los últimos puestos del ránking mundial FIFA, en el que se sitúa en el puesto 200 de un total de 206 equipos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×