El mermado América dejó la Supercopa en bandeja a Gallos

Tito Villa e Hiram Mier fueron los autores de los goles que colocaron a Gallos como campeón de la Supercopa MX.
 El rival de ambos cuadros fue el intenso calor que obligó a pausas de hidratación.  (Foto: Imago7)
  • El partido se disputó con media entrada y con un intenso calor que obligó a pausas de rehidratación
StubHub Center -

Una versión muy descolorida de las Águilas dejó en bandeja la Supercopa al Querétaro, que con una victoria de 2-0 inició la doble cartelera de los campeones para quedar a punto para el inicio del Apertura 2017.

A diferencia de los Gallos recios y pragmáticos que así revalidaron su título de Copa MX del Apertura 2016, el América evidenció que le urge el regreso de tantos ausentes.

Sin Edson Álvarez porque está en Copa Oro, Cecilio Domínguez que se espera esté a punto en la fecha 2 ni Pablo Aguilar porque cumplió su penúltimo partido de suspensión, el cuadro azulcrema sufrió este partido como pocos, pues además Renato Ibarra salió temprano por una dolencia.

El rival de ambos cuadros fue el intenso calor que obligó a pausas de hidratación en un inmueble que para este juego registró media entrada porque mucha afición compró boleto por el Chivas vs. Tigres, programado un par de horas más tarde, si bien la Monumental puso el ritmo y el colorido los 90 minutos en una de las esquinas.

El América debió remar a contracorriente, luego de que el Querétaro se encontró con un penal tempranero que sufrió y convirtió al 12’ el Tito Villa, que al minuto 2 ya había rematado al poste.

Con Diego Lainez titular en la banda izquierda que luego cedió a Darwin Quintero, el América estuvo lejos de funcionar a plenitud. Paul Aguilar evidenció la falta de ritmo por el largo periodo de inactividad y al menos las Águilas sabrán a quién enfrentarán el sábado en el Azteca, en el debut del torneo, también contra los Gallos.

Con orden y claridad de ideas, aunque sin espectacularidad, el Querétaro marcó el 2-0 en un tiro de esquina por un cabezazo de Hiram Mier al 63’. El cuadro emplumado lo festejó con euforia, porque el triunfo representa una Copa pero sobre todo la confirmación de que van por un buen camino para olvidarse de los problemas porcentuales.

La preocupación del América está muy lejos de ello. Las Águilas deberán pelear por el título y de ahí que el inicio del torneo les pinta cuesta arriba, aunque al menos con la recta final deeste encuentro como momento rescatable, pues fue cuando más presionó y Guido Rodríguez cimbró el poste con un bombazo lejano.

Las Águilas disputaron este partido sin haber sido monarcas de Copa, pero gracias a que Chivas fue campeón de Liga y disputará el Campeón de Campeones, el lugar quedó vacante. Ahí entró el América, aunque al final el resultado le hizo justicia a Gallos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×