'Messi', apodo que creó falsas expectativas en Francisco Acuña

El canterano de Tigres comentó que el mote del astro argentino le molestaba, pero nunca se atrevió a decirlo.
 Acuña sorprendió en el estadio Tecnológico en el 2008.  (Foto: Imago)
  • El Jícama Acuña regresará al Volcán más consolidado tras cinco años de haber salido del cuadro regio
Monterrey, Nuevo León -

Francisco Acuña emergió como una de las joyas de Tigres en el Clásico Regio 87 del 2008, donde fue un dolor de cabeza para Rayados, ya que anotó un gol, provocó un penal, una expulsión y asistió a José Rivas, hecho por el cual le apodaron 'Messi', pero ese mote nunca le gustó, puesto que le creó expectativas distantes a la realidad a sus 20 años.

Al ahora jugador del Puebla siempre le molestó que lo llamaran como al astro argentino del Barcelona, pero nunca dijo nada hasta hace unos meses, ya que comentó que él es una persona que no le gusta meterse en problemas y por ello dejó que le siguieran diciendo de esa forma.

Creó una expectativa que no era, nunca dije nada desde que debuté y me pusieron el apodo; lo fui llevando y al final ya me molestaba, pero yo soy muy tranquilo y no me gusta meterme en muchos problemas, entonces dejé que siguieran diciéndome, hasta ahorita que me siento más maduro y sentí la necesidad de comentarlo. Un amigo me hizo el favor, entonces no me gustó y quiero dejarlo de lado”, dijo Acuña en entrevista con Mediotiempo.

El mediocampista estuvo cuatro años en el primer equipo de los felinos y tras no encontrar la regularidad que buscaba, dejó al cuadro de la UANL en el 2012 para pasar por equipos como San Luis, Atlante y Morelia, antes de recaer en Puebla, equipo en el que le costó ganarse un puesto, incluso tuvo que pasar por el Ascenso MX, donde comenzó a tener buenas actuaciones y llamó la atención de Ricardo Valiño.

El ahora jugador de la Franja tuvo un buen semestre con el conjunto de la Angelópolis y siendo un futbolista más consolidado en Primera División, para él será especial regresar al estadio Universitario este sábado, en el cual no le había tocado jugar desde que dejó a los regiomontanos.

"Me fui diciembre del 2012 de Tigres y no me ha tocado regresar al Volcán, y la verdad es que sí (será especial), siento una expectativa de regresar a saludar a la gente con la que conviví mucho tiempo. Muchos amigos, unos ya se fueron, ya quedan pocos en la cancha, pero en los vestidores, en el cuerpo técnico, tengo muy buena relación, también con la directiva”, expresó.

Al Jícama le tocaron dos etapas muy distintas con el conjunto auriazul, ya que vivió el casi descenso en el 2009, así como el título del Apertura 2011, y ahora lo deja contento ver a un club consolidado y que siempre pelea finales.

“Me tocaron las dos etapas, una mala y una buena: el quedar campeón con Tigres en el 2011 y viví el descenso en el 2009; dos etapas muy diferentes, y ver al equipo tan consolidado, tan fuerte, siempre jugando finales, da mucha alegría y muy contento por los compañeros, el cuerpo técnico y la directiva, que están haciendo un muy buen trabajo”, finalizó.

Acuña es de la camada de canteranos felinos como Manuel Viniegra, Alberto Acosta, Jesús Dueñas, Israel Jiménez, Jesús Molina, Armando Pulido y Américo Jonás Rodríguez, de los cuales, estos últimos dos jugadores no tuvieron tanta suerte en el máximo circuito del futbol mexicano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×