Vidrio, campeón olímpico con el Tri vive la otra cara de la medalla

El jugador habló de la situación que vive ahora que no tiene equipo.
Vidrio vive la otra cara de la medalla
  • El defensa no tiene trabajo y está buscando acomodo en el extranjero.
Guadalajara, Jalisco -

Después de haber tocado la gloria olímpica en el futbol, hoy la vida le tiene otra jugada a Néstor Vidrio, quien hace cinco años se estaba colgando la meda de oro con la Selección Mexicana en los juegos de verano celebrado en Londres 2012. El defensa no tiene trabajo, se quedó sin equipo y analiza acomodarse en el extranjero.

Vidrio, es claro, reconoció pasar por un momento difícil por no poder jugar en México, sin embargo sabe que son pruebas de la vida.

“Yo creo que para todo jugador, después de la medalla, ahora sí como dicen, tocar la gloria, futbolísticamente nos dimos cuenta que habíamos conseguido algo, estábamos lejos. Cuando pisamos suelo mexicano, nos dimos cuenta que habíamos conseguido algo importante en la carrera de nosotros y para México. Hoy me toca vivir la otra cara, que es no poder encontrar un equipo aquí en el futbol mexicano, duele, porque no se lo espera uno, no estás preparado, pero también aprendes, me ha tocado vivir de todo en mi carrera, desde tocar la gloria, hasta quedarme sin trabajo. Estoy esperando una oportunidad fuera de México, entonces, espero se concrete para poder seguir con mi carrera”.

¿Cómo calificas tu andar después de haber obtenido el oro?

“Muchos altibajos la verdad, quizá lo más difícil fue tocar la Liga de Ascenso antes de quedarme sin equipo, porque nunca te imaginas que después de estar en equipos como Pachuca, Chivas, Atlas, Dorados, era el recién ascendido, nunca pensamos que nos iba a tocar descender, no poder encontrar acomodo en Primera División, tocó la Liga de Ascenso creo que fue un golpe duro para mí, pero era feliz, porque tenía trabajo. Cómo lo puedo calificar, de altibajos”.

Y un golpe duro que recibió Vidrio, fue que Chivas no le haya dado la oportunidad de haberse ido al futbol de Europa. El Sporting Lisboa lo estaba esperando.

“Después de Londres, tuve la posibilidad de ir a Europa, pero no me dejaron, Chivas, quieras o no, te vas entristeciendo porque no veía por qué no te dejaban salir a un mejor futbol, era un buen equipo, el Sporting Lisboa. Faltaba una semana para que iniciara el torneo, ya no podían contratar a nadie, esa fue la razón, el Draft estaba cerrado, y no tenían con quién suplirme”.

A sus 28 años, Néstor Vidrio espera encontrar trabajo fuera de México, sobre todo por su familia, quiere seguir adelante en el futbol, que hoy, le juega una mala pasada.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×