Jémez devolvió identidad a Cruz Azul

Por primera vez en muchos años tienen a un tipo que defiende al club contra todo y contra todos. Si Cruz Azul pierde, a Jémez le duele, a otros les daba igual
Ciudad de México -

Si yo fuera dueño del Cruz Azul, renovaría a Paco Jémez cinco años más. No porque lo avalen los triunfos y títulos, sino porque le ha regresado a Cruz Azul algo igual de complicado; sentido de pertenencia.

Jémez ha sabido absorber la presión y los reflectores, y por eso la afición lo respalda, porque por primera vez en muchos años tienen a un tipo que defiende al club contra todo y contra todos. Si Cruz Azul pierde, a Jémez le duele, a otros les daba igual.

Definitivamente creo que el éxito está mucho más cerca con un tipo como Jémez en el banquillo. Me gustan los procesos largos y la continuidad, confiar en el trabajo de la gente y darles tiempo para dar resultados. Tenemos que partir desde la premisa de que no se le puede exigir a Jémez que en un año haga lo que otros no han podido hacer en casi 20 años.

El español se equivoca en muchas cosas, por supuesto que comete errores, como tú y como yo. Seguramente su mayor defecto es ser un tipo honesto y frontal, que se mueve por instinto y que piensa después de hablar o actuar. Tal vez eso era lo que necesitaba Cruz Azul.

La Maquina es un equipo lastimado, víctima de burlas todos los días y por fin tiene a alguien que dé la cara por el club. A la gente ya no se le engaña y a pesar de las campañas que puedan salir, ellos están con Jémez, porque en estos momentos, Cruz Azul es Paco Jémez. Vámonos, que la pasen bien.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas