Cómo hemos cambiado

Algo se ha hecho bien, o por lo menos, algo se ha hecho mejor que en el proceso pasado.
Ciudad de México -

Aún recuerdo aquel partido del 11 de octubre del 2013 en la cancha del Estadio Azteca. Panamá era el rival en turno, pero los objetivos eran totalmente diferentes a los del próximo viernes. Se luchaba por sumar puntos que nos mantuvieran con vida en la eliminatoria, para ver si arañábamos un repechaje y poder así ir a la Copa del Mundo de Brasil 2014.

Hoy, cuatro años después, hemos cambiado mucho. Panamá vuelve a ser el rival, solamente que ahora se puede conseguir el boleto a la próxima Copa del Mundo. Que tranquilidad. Estamos en agosto y podemos sentirnos matemáticamente en Rusia 2018, cuando el pasado reciente nos recuerda que tuvieron que pasar 4 directores técnicos en la eliminatoria pasada y con el rosario en la mano se le ganó a Nueva Zelanda en repechaje para avanzar.

Algo se ha hecho bien, o por lo menos, algo se ha hecho mejor que en el proceso pasado. Faltan muchas cosas que mejorar, mucho que arreglar, mucho que trabajar. Lo asumo. Sin embargo, no podemos dejar de reconocer que la tranquilidad y la ilusión con la que encaramos el partido del viernes hace mucho no la teníamos.

Entiendo que la mayoría de la gente este enojada por la Copa Confederaciones, en donde yo creo que cumplimos, y por la Copa Oro, en donde yo creo que fracasamos, sin embargo, no podemos dejar de ver que en el camino al mundial, se ha respondido y de muy buena manera. Esa es la diferencia. En México se contratan técnicos para ir a las Copas del Mundo y buscar trascender, Juan Carlos Osorio va en el camino.

Se tiene que mejorar la forma, corregir muchas cosas, pero no podemos ser tan extremistas como para dejar de reconocer las cosas que se están haciendo bien, una de ellas, es que el viernes se busca el boleto al mundial y no se reza por repechaje. Vámonos, que la pasen bien.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas