Menor de edad mantiene vivo sueño mundialista de Gales

Bed Woodburn, de tan solo 17 años, anotó el 1-0 con el que el equipo galés derrotó a Austria, que con esta derrota se despide casi definitivamente de Rusia 2018.
 Bed Woodburn festejó con todo el gol del triunfo frente a Austria.  (Foto: Getty)
Cardiff, Reino Unido (EFE) -

Un gol de Bed Woodburn, de tan solo 17 años, permitió a Gales seguir soñando con la clasificación para el Mundial de Rusia 2018, tras imponerse este sábado por 1-0 a una selección austríaca, que con esta derrota se despide casi definitivamente de la cita mundialista.

Ni Gareth Bale, que lo intentó una y otra vez con sus potentes disparos lejanos, ni Aaron Ramsey, que estrelló la mejor ocasión local en el cuerpo de un defensa visitante, el héroe galés fue el jovencísimo Woodburn.

El extremo de la academia del Liverpool, que apenas ha jugado un partido oficial con el primer equipo de Anfield, fue el encargado de dar la victoria a un equipo galés, al que solo le valían los tres puntos para seguir soñando con el Mundial de Rusia.

Apenas cinco minutos después de sustituir a Tom Lawrence, el joven Woodburn llevó al delirio a las gradas Cardiff City Stadium con un espectacular zapatazo desde fuera del área a los 74 minutos, que se coló ajustado al palo de la portería defendida por Heinz Lindner.


Un gol al que a punto estuvo de responde tres minutos más tarde, en el 77’ Marko Arnautovic, con un potente remate que despejó bajo la misma línea de gol el central Ashley Williams con el portero galés ya batido.

Susto que no hizo sino acrecentar el valor de la victoria del equipo galés, que con los tres puntos sumados mantiene vivas sus opciones de pelear por entrar en la repesca mundialista.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×