Chivas buscó contar con un Pulido 'parchado' para paliar crisis

El atacante reconoció que la inactividad lo ha desesperado, pero por fortuna imperó la prudencia.
Ante la crisis en Chivas, buscaron adelantar regreso de Pulido
  • El delantero relató el éxito de su tratamiento con células madre para consolidar el húmero
  • Aunque aceptó desesperación, dijo que son los riesgos y estar ya ilusionado con el regreso
Guadalajara, Jalisco -

La crisis fue tal, que en Chivas buscaron adelantar el regreso de Alan Pulido, pero para fortuna del delantero, imperó la prudencia.

En entrevista con Mediotiempo, el atacante reconoció que la inactividad lo ha desesperado, tal como sucedió en el cuerpo técnico que contempló la posibilidad de que jugara con una protección en el húmero derecho.

“Se llegó a platicar para ver si podía jugar con el mismo protector que traía, pero bueno, obviamente va en contra de mi requerimiento como persona, de mi cuidado, porque al final en lugar de beneficiar al equipo podía perjudicarlo”, relató.

“Alguna caída me perjudicaba, primero a mí porque iba a tardar más el proceso, y a mis compañeros, que a lo mejor no iba a estar al cien por ciento”.

Descartada esa opción, Pulido de cualquier modo vive sus últimas semanas de recuperación y espera estar máximo para la Jornada 12 contra Tigres en el Volcán.

“Obviamente sí entra la desesperación, más cuando sabes que puedes aportar a tu equipo cosas buenas y tratar de ayudar para poder salir de esa mala racha que traíamos, pero también primero es mi salud”, agregó.

“Tocaron los partidos donde no había triunfos, donde estábamos en esos malos momentos, pero ahora veo el partido en que se lograron los tres puntos y todos dieron un partidazo, agarramos la confianza, viene Chivas de debajo de donde estábamos y eso es algo lindo”, agregó.

PENSABA EN EL TRI… 'Y PASA ESTA DESGRACIA'

El tamaulipeco se fracturó el húmero con el Tri en la preparación rumbo a la Copa Oro, en un amistoso ante Paraguay en Seattle. A su regreso se analizó la opción de ser operado, pero al final le hicieron tratamientos con células madre, lo que adelantó su recuperación de cuatro a tres meses.

“Me dijeron ‘mal no te va a hacer, hay dos opciones, que no te haga efecto y no pasa nada, seguías con el misma recuperación y otra cosa es que haga efecto y estés lo más pronto posible’ y la verdad es que fue algo muy bueno”, mencionó.

La espina que le queda es la de no haber podido jugar con selección en el verano, pero aclara que finalmente entendió que son los riesgos de cualquier deportista.

“Era mi primer torneo internacional, importante para poder estar representando a tu país y pasa esta desgracia, pero al final de cuentas después ya lo analizas y lo tomas con tranquilidad”, agregó. “Se dio, claro que sí fue un golpe, venía de una buena racha, de ser campeón con Chivas, venía en un muy buen nivel y pasa esto, pero bueno, estoy tranquilo, eso ya es pasado”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×