Mourinho regresa al estadio Da Luz, la casa que le vio nacer como entrenador

Trece años después, vuelve a enfrentar en competición oficial al equipo donde se estrenó como estratega
 Mourinho enfrentará al equipo que le abrió las puertas como DT.  (Foto: Getty Images)
  • Solo queda saber cuál será la acogida de la afición del Benfica a la visita de Mourinho al estadio que le vio dar los primeros pasos
Lisboa, Portugal (EFE) -

El Benfica y José Mourinho protagonizan este miércoles un reencuentro de viejos conocidos en Lisboa, donde el entrenador portugués se verá las caras con el equipo que le dio su primera oportunidad como técnico principal hace 17 años.

El Benfica recibe mañana miércoles al Manchester United de Mourinho en el Estadio de la Luz y marca así el regreso del entrenador portugués a ese estadio 13 años después de su último partido oficial contra las Águilas.

Tras cuatro años como adjunto del holandés Louis Van Gaal y del británico Bobby Robson en el Barcelona, Mourinho puso rumbo al Benfica para estrenarse como entrenador principal en la temporada 2000/2001.

El portugués llegó al club de Lisboa tras la cuarta jornada de Liga de esa temporada, para sustituir al alemán Jupp Heynckes, que no comenzó con buen pie su segundo año al frente de las Águilas y salió del Benfica.

Pero el debut de Mourinho en el Benfica no fue memorable, con una derrota por 0-1 en casa del Boavista, en una temporada en la que el técnico solo dirigiría a los encarnados durante 11 partidos.

Cuando empezó una racha de victorias que culminó con el triunfo por 3-0 ante el rival capitalino Sporting, Mourinho dimitió alegando falta de apoyo por parte del entonces presidente del club, Manuel Vilarinho, y fue sustituido por el luso Toni.

En su primer club cosechó seis victorias, tres empates y dos derrotas, en una temporada en la que el Benfica contó con tres entrenadores y no consiguió evitar un decepcionante sexto puesto en la Liga lusa.

Su carrera en los banquillos siguió en Portugal y en esa misma temporada puso rumbo al União de Leiria, donde permaneció hasta enero de 2002, cuando recibió una llamada para sustituir al entonces técnico del Porto, Octávio Machado.

Mourinho dio así el salto a otro "grande" de Portugal, donde desde un principio mostró su confianza en sus nuevos pupilos.

"En condiciones normales, vamos a ser campeones (la siguiente temporada) y en condiciones anormales también vamos a ser campeones", afirmó tras uno de los primeros partidos en la ciudad "Invicta", palabras que no cayeron en el olvido.

Fue precisamente allí donde más éxitos cosechó en suelo luso y engrandeció su figura, con la conquista de una Champions League, una Copa de la UEFA, dos Ligas portuguesas, una Copa de Portugal y una Supercopa lusa.

Durante su carrera en Portugal, Mourinho protagonizó varios reencuentros con el Benfica que arrojan un saldo positivo a favor del entrenador, con cuatro victorias, dos empates y una derrota.

El último partido de Mourinho frente al Benfica fue precisamente la única derrota que registró ante su antiguo club, ya que perdió la final de la Copa de Portugal por 1-2 en su año de despedida del Porto.

Su éxito con los Dragones le permitió dar el salto a la Premier League y desde entonces ha entrenado al Chelsea en dos épocas diferentes, al Inter de Milan, al Real Madrid y al Manchester United.

El mote de "Special One" le viene de su época en el Chelsea, donde consiguió conquistar el segundo trofeo liguero del club medio siglo después del primero, al que se sumaría otra Liga el año siguiente.

En 2005, con el Chelsea, Mourinho volvió a la Luz por primera vez desde que salió de Portugal para un amistoso, en el que su equipo ganó por 0-1.

Tras su paso por Londres siguieron dos temporadas en el Inter, donde conquistó una segunda Champions League y donde también se volvió a cruzar con el Benfica en un partido de pretemporada de la Copa Eusébio, que venció en los penaltis.

Antes de volver al Chelsea, el luso entrenó tres temporadas al Real Madrid, donde se encontró con su compatriota Cristiano Ronaldo y con quienes venció una Liga española.

El año 2012, todavía en el Real Madrid, marcó la última vez que Mourinho pisó el césped del estadio del Benfica, cuando sufrió una dura derrota por 5-2 en una nueva edición de la Copa Eusébio.

El técnico fichó el año pasado por el Manchester United, con quien ya ha ganado una Europa League y ahora, trece años después, vuelve a enfrentar en competición oficial al equipo donde se estrenó como entrenador.

Solo queda saber cuál será la acogida de la afición del Benfica a la visita de Mourinho al estadio que le vio dar los primeros pasos, en un partido en el que para ambos lo único que importa es la victoria.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×