Priscila Padilla, del 'conflicto' familiar a finalista femenil

La mamá de la defensa de Chivas se rehusaba a que fuera futbolista, su padre fomentó su pasión por el futbol.
Priscila Padilla, de la negativa maternal, a finalista femenil
  • Su papá la llevaba a jugar en los equipos del barrio
  • Llegó a jugar en equipos de puros niños
Guadalajara, Jalisco -

En la familia de la defensa de Chivas, Priscila Padilla, las opiniones estaban divididas, pues mientras su mamá se rehusaba a que fuera futbolista, su papá fomentó su pasión por el futbol.

“Un orgullo muy grande por todo el esfuerzo que ha hecho en su corta carrera o larga carrera se está viendo reflejado ahora con esta final. (Sufrió) Mucho, cosas extra cancha que vienen siendo cuestiones familiares, dificultades en cierto momento, porque su mamá en un principio no aceptaba que jugara futbol, entonces como a mis hijos siempre los traje conmigo en las canchas, en la barriada”, dijo el señor Dionicio, padre de la jugadora, previo al partido de vuelta de la gran final ante las Tuzas de Pachuca.

Su hermana Leslie, por su parte, comentó que “siempre se lo he dicho, es un orgullo para mí ella y le tengo mucho que aprender a pesar de que es la pequeña de la casa”.

Mientras que su hermano Eder recordó cuando jugaban juntos en un equipo amateur.

“Me tocó la fortuna de patear balones con ella, jugamos en un equipo de puros niños, ella era la única niña, y a mí me tocó protegerla y aconsejarle poquito de lo que aprende uno en el futbol. Es un orgullo para mí”.

En la tribuna también estuvieron apoyándola sus maestros de educación física en la primaria, Georgina Martínez y Enrique Gil.

Tanto familiares como amigos portaron una playera con el número 16, con el que juega Priscila.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×