La incertidumbre de cambiar de trabajo

Me quedé helado cuando un futbolista me habló esta semana para preguntarme si yo sabía a qué equipo se iba a jugar.
  • Se sigue manejando al fuutbolista como si fuera una estampa de álbum y eso se debe erradicar

Nunca me había pasado algo así. Faltaba un día para el Draft del futbol mexicano y mi teléfono empezó a sonar. Era un jugador de primera división, angustiado por el inicio del torneo, me preguntó: “¿Sabes a qué equipo voy?”. Me quedé helado. Nunca me imaginé que a horas del mercado de fichajes, un futbolista tuviera que acudir a un periodista para conocer su futuro.

Le comenté: “Te van a ofrecer a Puebla en intercambio por otro jugador”. Ahora el que se quedó frio fue él. Me dijo que no se quería ir a Puebla y que nadie le había comentado nada.

Señoras y señores, este es un ejemplo de cómo un futbolista puede llegar a vivir el Draft. Incertidumbre. Falta de comunicación, la mayoría de las veces a propósito, entre directivos y jugadores para mover sus piezas como les convenga.

Las transferencias no son exclusivas del futbol mexicano. En todos los deportes y en todo el mundo pasan, pero las formas importan y mucho. Que todos los directivos se junten en un salón a intercambiar futbolistas como si fueran estampas de álbum y que el último que se entere sea el jugador es algo que no está bien y que se tiene que erradicar.

El futbolista es persona, como tú y como yo. Muchas veces nos olivamos de eso, se llega a tratar como mercancía en donde ni su opinión es tomada en cuenta. Vámonos, que la pasen bien.

@NicolasRomay

Saludos

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas