Pumas se fue para abajo tras superar lo hecho el torneo pasado

En todo el Apertura 2017, Universidad solo sumó 13 puntos; actualmente tiene 14.
 La productividad de Castillo ha ido de más a menos en el torneo.  (Foto: Imago7)
  • En dos partidos perdió el invicto y el liderato, además de que recibió más goles que en las cinco primeras fechas
Ciudad de México -

A Pumas le bastaron seis partidos del Clausura 2018 para conseguir más puntos (14), que todos los que logró en el Apertura 2017 (13), cuando fue sotanero de la tabla general.

Sin embargo, cuando la lógica apuntaba que mantendrían ese nivel y contundencia, los felinos sufrieron un bajón que les hizo perder el invicto y el liderato. Así, la semana que iniciaron como líderes la terminaron con dos descalabros en fila.

Hasta la jornada seis, los del Pedregal iban con banderas desplegadas gracias a cuatro victorias (dos de ellas como visitante), dos empates y cero derrotas, con 11 goles a favor y solo cinco en contra. Lo anterior, hizo que los auriazules se colocaran como punteros del certamen.

Pero ese gran inicio se empañó con una sorpresiva derrota en casa ante Veracruz a media semana por 2-1. La situación se convirtió en bache el sábado con la estrepitosa goleada en la frontera ante los Xolos de Tijuana, donde recibieron cuatro goles.

Ese “póquer”, sumado a los dos recibidos del Veracruz, totalizaron seis, uno más que todos los sufridos entre la Jornada 1 y 6. Además, en los últimos dos juegos, Pumas solo marcó dos tantos, cuando entre la Fecha 1 y 6 celebró 11 anotaciones.

“No creo que nuestro equipo haya caído en soberbia, porque no es nuestra forma de ser”, dijo el entrenador David Patiño tras la caída en Tijuana. “Estamos teniendo un tema con el manejo de la estabilidad emocional”.

El ataque felino también se ha ido secando poco a poco, principalmente con el goleador chileno Nicolás Castillo, que en las primeras dos fechas se destapó con dos dobletes, pero en los seis partidos posteriores solamente ha podido anotar un gol (ante Tijuana en la J8), además de que falló un penal (ante Lobos en la J4).

Por si ello fuera poco, la defensa felina ha tenido errores que se han visto reflejados en el marcador, tanto en los dos goles ante Veracruz, al igual que en el partido ante Tijuana donde, por ejemplo, Alejandro Arribas regaló un balón que terminó en gol de Xolos, y David Cabrera se convirtió en el primer expulsado felino en el Clausura 2018.

Como para calmar a su afición, esta semana el club auriazul tendrá dos partidos en casa: el miércoles por la Copa MX ante Lobos BUAP, equipo que los venció 2-0 en esa competencia a mediados de enero, y el domingo siguiente frente a las Chivas nuevamente por la Liga.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×