Douglas Costa revela juego en que se dejó ganar para definir campeón

Fue en el Brasileirao 2009, cuando jugaba para el Gremio, que el hoy jugador de la Juventus y sus compañeros se dejaron ganar para que el archirrival no fuera campeón.
 Directivos del Gremio les advirtieron que "la gente los mataría" de permitir que Inter quedara campeón.  (Foto: Reuters)
  • Gremio se dejó ganar por Flamengo para que así el Inter de Porto Alegre no pudiera levantar el título
Ciudad de México -

En una época en que los escándalos de amaños de partidos son cada vez más constantes -como prueba de esto lo que vive Javier Aguirre en España-, surge una confesión de Douglas Costa, elemento de la Selección de Brasil y la Juventus, en la que refiere que cuando militaba en el Gremio de su país natal se dejaron ganar un juego en el Brasileirao 2009.

Candidato a integrar la plantilla de la Verdeamarela que buscará la sexta Copa del Mundo de su historia en Rusia 2018, el extremo platicó cómo ocurrieron los hechos hace casi diez años en un duelo contra Flamengo, a sabiendas de que el eterno rival del Gremio, Inter de Porto Alegre, podía quedar campeón si ellos le robaban un punto al Fla.

"Fuimos con el equipo reserva, en los primeros 45 minutos marcamos un gol y el primer tiempo acabó con 1-1. En el descanso, llegó la noticia de que el Inter era campeón con ese resultado. Hicimos unos cambios, pero ¿te imaginas que con el equipo reserva ganamos al mejor equipo de Brasil, que aquel año era el Flamengo, y se lleva el título el Inter?

"Yo hice unos regates por acá, otros por allá, pero todos lejos de la portería. Era un partido difícil para estar en el campo, tenía que jugar para no ganar. Al final, todo bien, ¿no? 2-1 para el Flamengo y todo el mundo celebró, todo bien", contó al periodista Thiago Asmar.

Douglas Costa precisó que nadie de la directiva del Gremio les dio instrucciones directas de dejarse perder, pero les "informaron" de los inconvenientes de ganar aquel partido de la última jornada.

"Es normal que los dirigentes visiten el vestuario, aún más en un partido de esa importancia. El Flamengo estaba luchando por el título y Maracaná lleno. Nos dijeron que podíamos hacer lo que quisiéramos, que la responsabilidad era nuestra. Que si ganábamos la gente iba a invadir la pista del aeropuerto y no podríamos salir. Que la afición de Gremio iba a querer matarnos. Sería una cosa que mancharía la historia de Gremio: dar el título al Inter. Fue bien como ocurrió. Si ganábamos al Flamengo, estaba muerto", relató.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×