Presidente guatemalteco aboga ante FIFA para levantar suspensión

En octubre de 2016, la FIFA suspendió al futbol de Guatemala tras destaparse un caso de corrupción.
 En Guatemala piden seis meses más para cumplir con lo solicitado por FIFA.  (Foto: Getty images)
  • El futbol guatemalteco corre el riesgo de ser desafiliado de la FIFA
Ciudad de Guatemala (AFP) -

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, solicitó a la FIFA una prórroga para aprobar los estatutos requeridos por la organización futbolística y levantar la suspensión que pesa desde 2016 sobre el país centroamericano, informó este miércoles una fuente deportiva.

Morales hizo la petición en una carta al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, el pasado 5 de marzo, reveló la Federación de Futbol de Guatemala (Fedefut) en sus redes sociales.

En la misiva, Morales aboga por una ampliación de seis meses en el plazo, que vence el 30 de abril, para que Guatemala pueda homologar sus leyes a las del ente rector del balompié internacional.

El mandatario explica en la carta que ese lapso servirá para que "nuestro proceso de reforma legal pueda llevarse a cabo y atender de esa forma los requerimientos de la FIFA".

Morales aseguró que está "preocupado por la conflictividad que el futbol de mi país tiene con esa entidad rectora del futbol mundial, específicamente con la reforma estatutaria que la Fedefut necesita realizar para cumplir con los requerimiento de la FIFA".

La FIFA suspendió al futbol de Guatemala el 28 de octubre de 2016 tras destaparse un caso de corrupción, y la medida impide que los clubes y selecciones del país compitan en torneos internacionales.

El futbol guatemalteco corre el riesgo de ser desafiliado de la FIFA si no cumple con los requisitos del organismo mundial para el 30 de abril próximo.

Desde la suspensión, los equipos de Guatemala se han quedado sin participar en la Copa Oro, Juegos Centroamericanos y la Liga de Campeones de la Concacaf, entre otras competencias.

La Fedefut entró en crisis en diciembre de 2015 luego de que la justicia estadounidense destapó un caso de corrupción internacional que arrastró a altos directivos del deporte latinoamericano, incluidos los dos jerarcas del balompié guatemalteco.

La situación se agudizó por la negativa de los clubes locales a reconocer la ampliación del mandato de una comisión de la FIFA que pretendía ordenar la Fedefut, incluyendo la redacción de nuevos estatutos y el llamado a elecciones.

Las nuevas autoridades electas en la federación, sin el reconocimiento de FIFA, elaboraron nuevos estatutos y el Congreso modificó la ley del deporte, pero no cumplieron con los requisitos exigidos para levantar la suspensión.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×