Morelia, ejemplo de esperanza a Lobos ante un Rayados experto en descensos

El conjunto regiomontano se ha encargado de darle el adiós a tres equipos del futbol mexicano, pero le falló hace un año al caer de último minuto con Monarcas.
 Morelia anotó al 90' ante Rayados y logró salvarse en el Clausura 2017.  (Foto: Imago)
  • Lobos BUAP pelea por no descender y que sea Veracruz quien pierda la categoría
Monterrey, Nuevo León -

Rayados se ha convertido en un experto en enviar equipos al descenso, lleva tres rivales en su cuenta y Lobos BUAP podría convertirse en el cuarto en la jornada 16 del Clausura 2018.

Sin embargo, al Monterrey ya se le fue vivo un rival, el Morelia; y es que Monarcas estuvo a nada de perder la categoría hace casi un año en el BBVA, en la jornada 17 del Clausura 2017, pero de último minuto, Raúl Ruidíaz le dio el triunfo a los michoacanos, resultado con el cual se salvó, clasificó y fue Jaguares quien se despidió del máximo circuito el pasado 6 de mayo de 2017.

Es así como Lobos se puede inspirar en Monarcas, si pierde con la Pandilla estará descendido en automático, pase lo que pase el domingo entre Veracruz y Toluca; para no descender en la cancha del BBVA necesita al menos sacar un punto, pues así mantendrá viva su esperanza, rezando para que Tiburones al día siguiente no le gane al Diablo, pues de hacerlo los poblanos dirían adiós al máximo circuito.

Y es que si Veracruz gana más de dos puntos de seis por disputar, Lobos está obligado a ganar sus dos partidos restantes. Mientras que para salvarse sin necesidad de combinaciones, BUAP requiere par de victorias.

El panorama luce complicado para Lobos, equipo que podría unirse a la lista de rivales descendidos que tiene Rayados: Zacatepec, Tigres y Puebla.

Fue el 7 de mayo de 1983, a un minuto de descender, el central uruguayo de Rayados, Hugo Enrique Esquivel, cobró un penalti que se convirtió en el dramático empate 1-1 ante Zacatepec, lo que salvó a los regios de caer a Segunda en el Tecnológico, siendo su rival en turno quien descendiera.

El más recordado es el de aquel domingo 24 de marzo de 1996, la derrota de 2-1 en manos de Monterrey marcó el adiós de Tigres de Primera División, aunque se ha hecho una polémica con este hecho, puesto que aún con un triunfo en el Clásico Regio, los felinos habrían perdido la categoría al sumar su rival directo, el Morelia.

Después, el 9 de mayo de 1999 se dio la conocida Batalla de Puebla, cuando Rayados y La Franja se midieron en un duelo que significaba la permanencia y con el empate 1-1, la Pandilla se salvó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×