Hacía tiempo que no veíamos el estadio lleno: Cata

La última vez de Cruz Azul en la que fue su casa por más de dos décadas trajo lágrimas al rostro de Julio César Domínguez.
 A partir del siguiente torneo, la Máquina volverá al Estadio Azteca.  (Foto: Imago7)
Estadio Azul, Ciudad de México -

Julio César Domínguez destacó los más de 27 mil aficionados que entraron al Estadio Azul este sábado en el último partido de Cruz Azul en dicho inmueble, al grado de que se sintió motivado para jugar aún mejor.

“Muy contento por la gente que vino, hacía tiempo que no veíamos el estadio lleno, el aliento y cómo cantaron. Uno adentro se motiva más y da más del 100 por ciento porque están alentando todo el tiempo. Tenemos esperanza porque no sé si sea el último partido todavía”, dijo.

Y aunque se irán al Estadio Azteca, desde ahora considera que tendrán que acostumbrarse y hacerlo su casa después de jugar como locales en el estadio de la Ciudad de los Deportes durante los últimos 22 años.

“Tenemos que acostumbrarnos a ese estadio porque va a ser nuestra casa el próximo torneo y tenemos que hacerla de local”, apuntó y descartó que les vaya a faltar afición. “Si van como ahora, creo que vamos a hacer local siempre”.

Por otro lado, la despedida del inmueble celeste le arrancó algunas lágrimas, como en las finales que ha perdido en su carrera.

Me han arrancado varias (lágrimas) porque he jugado muchas finales, las he perdido y esos momentos son parte de mi carrera, no son difíciles porque son parte bonita porque jugar finales no cualquiera lo hace”, comentó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×