Chivas levantó la Copa de manera emotiva… y sin directivos

Carlos Salcido le cedió el gafete de capitán antes del festejo a Juan Basulto, cuyo padre falleció el lunes pasado, para que fuera quien levantara el trofeo.
 Plantel y cuerpo técnico, sin directivos; así festejó Chivas en la cancha.  (Foto: Imago7)
Estadio Akron -

El capitán de Chivas, Carlos Salcido, cedió la Copa de la Concachampions a su compañero Juan Basulto, para que celebrara en honor a su padre quien falleció hace dos días; el defensa se paró en lo alto del templete para levantar el trofeo de la Liga de Campeones de Concacaf.

Antes de ese momento, Salcido le cedió el gafete de capitán a Basulto, que desde el silbatazo final se envolvió en un emotivo abrazo con el portero Rodolfo Cota, quien le habló al oído sobre lo que recién le sucedió.

La cancha del Estadio Akron se llenó de papelitos rojiblancos y sobre ellos se pasearon los jugadores. Michael Pérez fue cargado en hombros ondeando una bandera con los colores del Rebaño, Matías Almeyda luego convocó a todo el plantel para dedicarles unas palabras.

Reunidos en círculo e hincados hicieron una oración, pero sin que figurara el dueño del club, Jorge Vergara, como tampoco el CEO del equipo, José Luis Higuera, quienes han sido blanco de los reclamos del plantel los últimos días porque no les han pagado los premios por los títulos del 2017.

Ni siquiera cuando el plantel levantó el trofeo aparecieron los dos dirigentes, ya que se mantuvieron a un lado del festejo.

“Tenemos un año que no hemos cobrado (los premios) y el equipo mostró angustia pero lo merecemos porque siempre hemos cumplido con nuestra obligación, pero demostramos que no es por dinero, que es por amor al equipo, por amor a Chivas”, dijo Alan Pulido a Fox Sports todavía sobre la cancha.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×