Las coincidencias entre los cambios de gobierno y las Finales del Toluca

Los últimos sexenios presidenciales han iniciado en un año donde el Toluca siempre es finalista; pero el saldo de los Diablos es negativo (1-3).
 Toluca guarda varias coincidencias con el destino político de México.  (Foto: Imago7)
Ciudad de México -

El Toluca disputará este domingo ante Santos el desenlace del Clausura 2018, cuando además de buscar su décimo primer título de Liga MX, prácticamente despedirán de la presidencia a Enrique Peña Nieto, quien llegó al poder justo en el año de la última Final de los choriceros.

De tradición priista por su “Grupo Atlacomulco”, Toluca guarda varias coincidencias con el destino político de México y no todas ellas de buenos augurios. Los últimos tres sexenios presidenciales han iniciado en un año donde los Diablos Rojos disputaron al menos una de sus dos Finales, y tres de las cuatro las perdieron.

En el Invierno 2000, los choriceros cayeron ante Morelia en penales el 16 de diciembre, y con esa Final le dieron la bienvenida a Vicente Fox, que había tomado el poder apenas 15 días antes.

Para el Apertura 2006, Toluca volvió a la Final el 10 de diciembre, en esa ocasión ante las Chivas que a la postre fueron campeonas, en un año que marcó un nuevo cambio en Los Pinos, pues Fox se despedía para el arribo de Felipe Calderón, en las elecciones más cerradas de la historia de nuestro país.

El domingo 2 de diciembre del 2012 los escarlata, de la mano de Enrique Meza, disputaron su última Final ante los Xolos de Tijuana, donde también perdieron el título del Apertura, cuando también habían elecciones de por medio, mismas que regresaron al PRI al poder por el triunfo de Peña Nieto, aficionado de los Diablos, considerado miembro del mencionado Grupo Atlacomulco (localidad mexiquense), y quien se puso la banda presidencial apenas un día antes de que el Toluca sucumbiera ante los canes.

La excepción triunfal fue en el Verano 2000, curiosamente cuando la Final fue en el verano, como ahora, y no en diciembre. Toluca también llegó a la serie por el título, en plenas campañas. En esta ocasión sí levantó la copa al vencer por goleada a Santos, curiosamente su rival de este domingo.

Es así que los Diablos tendrán la oportunidad de arrancar su maleficio en estas "finales sexenales" y de paso despedir a Peña Nieto, justo medio año antes de que llegue un nuevo mandatario mexicano... y dependerá de los escarlata darle o no la "bienvenida".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×