La amargura del día: La suplencia de James Rodríguez

Rodríguez ingresó al terreno de juego por Juan Quintero al 59' y recibió una tarjeta amarilla.
 James Rodríguez inició en la banca en el debut de Colombia ante Japón.  (Foto: Getty)
Ciudad de México -

Brilló en Brasil 2014, por lo que todos los reflectores esperaban su debut en Rusia 2018, pero no logró sobreponerse a la falta de ritmo y la factura fue cara para Colombia.

Cuando eres jugador de futbol, lo peor que pueden hacerte es amarrarte a la banca. Pero este sentimiento se multiplica por mil al ser un crack, por ello la amargura en el rostro de James Rodríguez no se podía evitar.

El 10 de Colombia la pasó mal, destinado al banquillo de suplentes tras no recuperarse al cien por ciento de sus molestias musculares, su lugar fue ocupado por Juan Quintero en el once inicial.

Y por si fuera poco el dolor de no iniciar, los japoneses sorprendieron al mundo al minuto seis con la anotación de Shinji Kagawa, todo mal para el debut cafetalero en esta Copa del Mundo.

José Néstor Pekerman no se precipitó, contrario a lo que todos pensaban, mantuvo a James en el banquillo, el papel de héroe debía esperar, por ello Juan Quintero, el suplente de Rodríguez, empató los cartones al 39', un respiro amarillo dentro de esa marea azul.

Ya con el empate parecía que era el momento indicado, James venía a la cancha para tomar el lugar que Quintero había tomado prestado, pero la sorpresa fue mayúscula cuando el talentoso jugador del Bayern Munich no pudo con la defensa japonesa.

Para colmo, a los 14 minutos de estar en el terreno de juego, cayó el segundo gol japonés, ese del que nunca supo recuperarse Colombia, aunque intentó por todos lados, mostró que su cerebro, de nombre James y apellido Rodríguez, todavía no logra estar recuperado, la ausencia de ritmo le pegó de una manera que todavía tiene al país sudamericano con la amargura en los labios.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×