Tras 22 años, Cruz Azul tuvo regreso mágico al Estadio Azteca

Cruz Azul goleó 3-0 a Puebla en su regreso al estadio Azteca ante la afición celeste que se rindió a sus jugadores y a un eufórico Pedro Caixinha.
 Rentería, Caraglio y Hernández anotaron para Cruz Azul.  (Foto: Imago7)
Estadio Azteca -

Cobijado por miles de gargantas coreando a Cruz Azul y con un eufórico Pedro Caixinha levantando las manos, la Máquina celeste goleó 3-0 a Puebla en la Jornada 1 del Apertura 2018 y en su primer partido en esta nueva era dentro el Estadio Azteca.

El último partido azul como local en el Coloso de Santa Úrsula fue en la Temporada 95-96 vs. América en la vuelta de los Cuartos de Final donde el global fue de 5-0 a favor de los azulcremas.

La primera anotación para Cruz Azul en su presentación tuvo que venir desde la banca, porque fue el colombiano Andrés Yair Rentería quien inauguró el marcador ante Puebla, lo cual significó también el primer tanto cementero como local en el coloso de Santa Úrsula en liga, algo que no sucedía desde hace 22 años.

Y eso que el arquero Vikonis impidió al menos dos tantos más previamente, primero en un remate de Jerry Flores al 50’ y después un disparo a quemarropa de Elías Hernández, quien desbordó para meterse e intentar vencer a primer poste al arquero, que salvó de todo. A eso se unió un remate de cabeza de Méndez, que tenía destino en el ángulo inferior, pero de nuevo el meta encontró el rumbo del esférico.

El último gol del conjunto celeste teniendo como casa al Azteca fue en el ya lejano 30 de marzo de 1996, en el partido de la jornada 33 ante Atlético Morelia, el cual fue anotado por Julio Zamora a los 37 minutos del primer tiempo, en un encuentro que terminó empatado a un gol.

Aún así el dominio del esférico y de las mejores acciones no privaron a Cruz Azul de algunos sustos, el principal en el segundo tiempo, donde llegó un centro del debutante Loroña, que no alcanzó a rematar Cavallini por centímetros.

Ya sobre el minuto 90, una cuestionable barrida sobre Cauterruccio fue decretada como penalti por Roberto Rios Jácome. Milton Caraglio hizo efectiva la pena máxima con un disparo colocado a la base del poste para dejar el 2-0.

Y como cereza del pastel en esta fiesta celeste, apareció Elías Hernández en el área, y tras una mágica jugada de paredes y "taquitos", mandó un disparo cruzado y el esférico se metió al ángulo para anotar un golazo y poner la pizarra 3-0 ante la algarabía de la afición.

La era Peláez –Caixinha comenzó con un triunfo en el juego 507 de Liga y Liguilla de la Máquina, en un estadio que ya sabe lo que es ver a Cruz Azul cinco veces campeón de Liga.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×