Los ídolos de Rayados que después le dieron brillo a Chivas

A través de la historia son varios jugadores que han vestido las playeras de ambos clubes, pero pocos son considerados figuras del Monterrey.
 Estos jugadores siguen siendo queridos por la Pandilla a pesar de marcharse a Guadalajara.  (Foto: Getty)
Monterrey, Nuevo León -

Rayados y Chivas se enfrentarán en la Jornada 9 del Apertura 2018 en el Gigante de Acero, en un duelo en el que ambos clubes intentarán retomar el camino del triunfo.

La presión en el campamento albiazul por el nivel de juego mostrado en los segundos partidos del certamen y sobre todo la falta de resultados en sus últimos dos compromisos, obligan al Monterrey a buscar ganar este encuentro a como de lugar.

Mientras que en el Rebaño Sagrado la situación no es muy diferente, pues aunque logró hilvanar tres triunfos, vieron cortada su buena racha en Pachuca y requieren de volver a sumar de a tres unidades para tratar de meterse a puestos de Liguilla.

A lo largo de la historia, son varios los jugadores que han defendido los colores del Monterrey y Guadalajara durante su carrera, pero solo cuatro de ellos pueden considerarse figuras e incluso ídolos de la Pandilla y que posteriormente pasaron a las filas rojiblancas: Missael Espinoza, Jesús Arellano, Luis Pérez y Aldo de Nigris.

Missael Espinoza

Fue el primer jugador que se convirtió en figura con Rayados, a donde llegó muy joven a integrarse a las Fuerzas Básicas desde su natal Tepic y dio muestras de su calidad.

Integró al equipo que bajo el mando de Francisco Avilán, logró el primer título de Liga para el Monterrey en el torneo de México 1986 y posteriormente para la temporada 1993-1994, fue traspasado a Chivas en donde integró el plantel tapatío que fue conocido como las ‘Súper Chivas’, además de que fue mundialista en Estados Unidos 1994.

Jesús Arellano

Quizá el jugador más emblemático en la historia del Club de Futbol Monterrey, originario de la Sultana del Norte y formado en las divisiones inferiores de la Pandilla, el Cabrito mostró grandes cualidades desde su debut en 1993 y cuando comenzaba a tomar mayor protagonismo con Rayados, fue vendido al Guadalajara debido a la difícil situación económica del club.

Arellano solo pasó dos años con el chiverío y regresó para el Verano del 2000, para portar el gafete de capitán y conquistar los títulos del Clausura 2003, Apertura 2009, Apertura 2010 y una Liga de Campeones de la Concacaf.

Luis Pérez

Formado en Necaxa, Lucho llegó a Monterrey con apenas 22 años de edad y cargado de ilusiones por cumplir, logrando también tres títulos de Liga con los Rayados, dos Concachampions y se convirtió en el referente de los albiazules en el medio campo, además de que marcó 56 goles.

En el Apertura 2012 fue fichado por las Chivas, pero su estadía en el Rebaño fue una verdadera pesadilla al ser atacado constantemente por las lesiones que no le dieron tregua. Tras pasar fugazmente por Querétaro y Jaguares, regresó al Monterrey en el Apertura 2015.

Aldo de Nigris

Debutó con Tigres en Primera División, Aldo pasó sin pena ni gloria por Veracruz y Necaxa, hasta que llegó a Monterrey en el Clausura 2009 y al siguiente torneo fue clave en la ofensiva junto con Humberto Suazo, para que Rayados ganara su primera Liga bajo el mando de Vucetich.

También fue campeón del Apertura 2010 y tricampeón de la Concacaf con los regios, para ir a Chivas en el Apertura 2013 y después de estar solo dos años en Guadalajara, volvió a la Sultana del norte para el Apertura 2015, donde puso fin a su carrera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×