El Chucky de la gente

Un Hirving Lozano que no desentonó en Champions ante un grande como el Barcelona
CDMX -

Pocas cosas dan tanta emoción como ver a un mexicano triunfar. Hirving Lozano es el presente y futuro de nuestro futbol. Callado y tímido, entiende el juego como pocos. Cada vez que está dentro del campo sufre una transformación que lo convierten en peligro inminente.

No desentonó en el partido contra el Barcelona. Aunque la diferencia entre los equipos era enorme, Lozano luchó y compitió en cada momento. Lo que nos deja la ilusión de verlo algún en un equipo que pueda trascender a nivel internacional.

La diferencia del Chucky con la de la mayoría de los futbolistas es que sigue jugando por amor al juego. No lo hace ni por fama ni por dinero.

Hirving no disfruta los reflectores, hasta le cuesta trabajo asimilar que puede ser la nueva gran figura del futbol mexicano.

Tal vez eso es lo que necesitamos. Un referente que se dedique a jugar futbol y nada más. Que no se distraiga, que no piense en lo que no tiene que pensar. Que sepa convivir con la fama y el poder mediático que te da ser un futbolista de élite en un país que vive reclamando esas figuras, la mayoría de las veces sin éxito.

No quiero que Lozano hable, que haga comerciales o que sea un tuitstar, lo único que necesito es que juegue futbol. Vámonos, que la pasen bien.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas