Hasta sacerdotes se suman a la pasión del Clásico Regio y ¡apuestan!

El exdirectivo de Rayados, David Jasso, quien ahora es sacerdote de una iglesia católica retó al Padre Tigre, Vicente Anguiano, previo al derbi norteño 117.
Sacerdotes se apuntan al Clásico Regio 117
Monterrey, Nuevo León -

La pasión que se vive en Nuevo León por el Clásico Regio no solo paraliza a todo el estado, el ser Tigre o Rayado ya es considerado por algunos como una religión; sin embargo, sacerdotes de la iglesia católica no lo ven como tal, aún así ellos mismos desbordan su amor por la camiseta felina o albiazul, al grado de apostar previo al Clásico Regio 117.

David Jasso es uno de los padres que no ocultan su amor a los colores del Monterrey, es sacerdote de la Parroquia del Rosario, pero antes de ordenarse fue directivo de Rayados desde el año 2004 al 2011, fungiendo primero como Coordinador Social, Jefe de Prensa Interino y posteriormente, Gerente Deportivo, por lo que con orgullo no solo porta la playera de la Pandilla, sino también presume sus medallas de campeón de Liga del Apertura 2009, Apertura 2010 y de Concachampions.

Aunque Jasso no es Rayado solo porque trabajó en la institución, su afición por este equipo viene desde que era un niño y para su fortuna, logró trabajar en el club regio en los 10 años de receso que tuvo al salir del seminario; estando en el Monterrey recuerda algunas anécdotas, como el que Miguel Herrera lo llamara siempre "padrecito" y Ricardo La Volpe "curita".

"Fui testigo de la devoción de algunos jugadores, con un tafetán ponían una cruz siempre en su lugar, el Loco Abreu llegó a Monterrey con una caja donde traía una virgen que lo acompaña desde que comenzó a jugar. El rezo del Padre Nuestro y Ave María antes del Monterrey, Monterrey. Tanto Rayados como Tigres tienen su misa, la pregunta es ¿a quién escucha Dios?", comentó Jasso a Mediotiempo.

El exdirectivo que ahora viste con hábitos religiosos deja en claro que los sacerdotes son aficionados como cualquier persona e incluso llegan a darse "carrilla" y "bullying" entre ellos cuando pierde un equipo u otro, por lo que se atrevió a retar al párroco Vicente Anguiano, conocido como el Padre Tigre y que está a cargo de la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria.

"Siempre con Vicente es el tema, él se abre la sotana y trae la camiseta, qué bueno que tenga la camiseta puesta… en Rayados nuestra afición va más allá de una camiseta… él también ha presumido mucho al Niño Dios… que siga con esa imagen, yo tengo las medallas y los campeonatos. Yo retaría al padre Vicente que si gana Rayados que el venga a mi parroquia a celebrar (misa) y al término se ponga la camiseta Rayada; y así lo mismo, si gana Tigres yo voy a su parroquia y me pongo la de Tigres, nada más no me ponga a todos los Libres y Lokos", dijo Jasso lanzando el mensaje al Padre Tigre.

Ante esto, la respuesta del padre felino fue "padre David, lo acepto, pero me tiene que traer otra playera porque hace cuatro meses nos mandó un sacerdote más, el padre Sebastián Bautista y tiene esa gracia de ser Rayado", y es que en su parroquia llegó hace cuatro meses el sacerdote Sebastián Bautista, quien es Rayado y ahora también se suma a la apuesta en apoyo a Jasso, ya que fueron compañeros en el seminario.

No es la primera vez que Anguiano hace una apuesta, pues revela que ya antes aceptó una y ganó. "ahora no sé el padre David que pretenda… en su momento aposté con el padre Felipe confesiones en su parroquia, ganaron los Tigres y él se puso la camiseta de Tigres, se puso a confesar en un confesionario que le preparé con alusión a Tigres".

"El padre David tuvo la dicha de trabajar en Rayados… acá en el contexto mío es más sencillo, más humilde", agregó respecto a las medallas que mostró Jasso, mientras que él tiene su oficina como una cueva de Tigre, destacando el Niño Dios vestido de auriazul.

Incluso, en la puerta tiene un pequeño letrero con la leyenda de que solo se permite la entrada a Tigres, pero con el arribo de Bautista a esa iglesia, tuvo que haber una excepción.

"Es una oficina que estamos compartiendo, se siente raro, porque es toda una cueva de Tigre, un santuario de Tigres, para estar ahí un Rayado es incomodo", comentó el padre Sebastián.

Ahora, la apuesta está lista, y aunque Jasso y Bautista quieren ganarla, reconocen que su pronóstico es el empate, ya que ven más fuerte a Tigres; mientras que Anguiano fue valiente y aseveró ganarán los auriazules 2-1.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×