Abogado explica lucha de Maradona contra el alcohol y su farmacodependencia

El abogado recordó que durante todo el Mundial acudió a sus participaciones televisivas con la empresa venezolana Telesur y que nunca lo hizo alcoholizado
 Maradona disfruta su estancia en Dorados, equipo que vive en zona de Liguilla.  (Foto: Getty Images)
Ciudad de México -

Diego Armando Maradona asegura que dejó las drogas desde hace 15 años, pero a partir de ello sus problemas son otros, no solo familiares, sino también con el alcohol y los medicamentos.

El abogado del "Diez", Matías Morla, explicó cuáles son las actuales batallas de Maradona, quien hace un par de meses fue captado manejando alcoholizado y al que en México es difícil verle en conferencias o entrevistas sin trastabillar palabras.

"Tiene el tema de las pastillas por haber dejado las drogas hace tanto tiempo y el tema del alcohol, que bueno, cuando se mezcla con las pastillas, vemos lo que pasa, el tema ahí es que Diego ahora, aunque le pase eso, va todos los días al estadio, entrena, no falta una vez", aseguró Morla a Fox Sports.

El abogado recordó que durante todo el Mundial acudió a sus participaciones televisivas con la empresa venezolana Telesur y que nunca lo hizo alcoholizado porque “siempre lo hizo sobrio”.

"Después llega a la casa y hace lo que hace cualquiera, lo que pasa es que Maradona… alguno hace un video, otro le manda un video al amigo y explota de esta manera, Diego con el tema de las adicciones está luchando desde hace un montón de tiempo, no de ahora", agregó.

"Y creo que estamos en un camino bueno para él porque él tiene 20 mil problemas personales, lo que vos quiera, va, es terrible, pero entra, pisa el césped y está feliz como cuando voy a buscar a mis hijos a la escuela, está contento, está enamorado, entonces a Diego hay que darle futbol".

Desde su primera conferencia de prensa en México por su contratación en Dorados, Maradona dijo que su más grande satisfacción es acostarse de noche y ver el sol al despertarse porque antes no sabía lo que era dormir.

"Jugó en Tijuana anteayer y ahora me llamó contento que jugaba la próxima y después de estar, llegar del entrenamiento, haciendo todo, va y ve los partidos, es decir, su pasión y su vida… la vez pasada dijo, si me da un infarto, que me agarre en la cancha, es su vida", añadió Morla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×