Con goleadas de escándalo, Liga de Naciones evidencia abismo entre los débiles

En Concacaf se juega la eliminatoria del torneo; en UEFA ya se disputa la Liga de las Naciones como tal, pero en ambas la desigualdad entre los débiles es evidente.
 En UEFA son menores las diferencias, pero sí evidencia la desigualdad.  (Foto: Getty Images)
Ciudad de México -

La naciente Liga de Naciones que se disputa en UEFA y Concacaf busca incrementar la competitividad de los débiles y reducir distancias con las potencias.

Sin embargo, el torneo pone en evidencia con goleadas de escándalo, sobre todo en Concacaf, no solo las abismales diferencias entre débiles y fuertes, sino entre los mismos débiles, principalmente los equipos caribeños.

Los triunfos de 13-0 de Haití sobre Islas San Martín, el 11-0 de Cuba sobre Turcos y Caicos, el 10-0 de Curazao sobre Granada o el 8-0 de Canadá ante Islas Vírgenes en las dos Jornadas disputadas son prueba de ello.

El torneo de Concacaf se divide en dos partes, actualmente con la eliminatoria y en septiembre del 2019 con la Liga de las Naciones como tal, ya con participación mexicana.

La desigualdad se presenta desde antes de que se disputen los partidos. Por ejemplo, Haití ocupa el sitio 104 en el Ranking FIFA, donde ni siquiera aparece Islas San Martín, al ser colonia francesa.

Mientras Canadá ocupa el 79, Islas Vírgenes es 201, con 122 lugares de diferencia. Cuando Curazao es 81, Granada es 170, mientras Cuba es 179 y Turcas y Caicos está en la posición 210, la última de todo el escalafón de FIFA. Ese equipo lleva cero goles a favor y 19 en contra en sus dos partidos de la actual eliminatoria.

Tanto en Concacaf como en UEFA, el torneo se juega con un sistema de Ligas, cada una con un rol independiente, pero al final con ascenso y descenso entre cada una de ellas. En ambas Confederaciones, las Ligas “A” cuentan con los equipos más fuertes. Los más débiles estarán en la “C” de Concacaf, mientras que en UEFA están en la “D”.

Aunque en UEFA son menores las diferencias, de cualquier modo el torneo evidencia la desigualdad, con marcadores como el 6-0 de Suiza sobre Islandia, el 5-0 de Bielorrusia sobre San Marino o el 4-0 de Luxemburgo sobre Moldavia.

Ello es resultado también de la disparidad desde el Ranking FIFA, donde la mayor diferencia entre los equipos de las mencionadas goleadas se dio en el duelo entre bielorrusos y San Marino, los primeros en la posición 80 y el segundo en la 214, con 124 lugares de distancia entre ambos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×