Liga MX deberá tener más penales y menos rojas gracias al VAR

A partir del Atlas-Veracruz, este fin de semana los árbitros mexicanos podrán cambiar decisiones con el VAR, la tecnología que deberá modificar también varias tendencias.
 El VAR redujo expulsiones y aumentó penales en Rusia 2018, por lo que se espera que tenga una repercusión similar en Liga MX.  (Foto: Imago7)
Ciudad de México -

Desde este viernes habrá Videoarbitraje en la Liga MX y con ello llegará una mayor cantidad de penales, así como una disminución en las expulsiones.

La tendencia fue tan clara en Rusia 2018 que eso mismo deberá suceder en el balompié mexicano, que oficialmente utilizará el VAR entre las Jornadas 13 y 16 del Apertura 2018, para luego esperar el último visto bueno de la International Board para utilizarlo definitivamente.

De acuerdo con las estadísticas de FIFA sobre esta tecnología, durante los 64 partidos del último Mundial hubo 455 incidentes que ameritaron la atención de los videoárbitros en la cabina. De esos incidentes, 20 fueron revisados de manera formal por el VAR. Es decir, cada 3.2 juegos hubo una revisión que detuvo el partido.

Sin embargo, el organismo mundial enfatiza que ello no deberá cambiar la esencia del juego, pues cada revisión requirió apenas 25.6 segundos, prácticamente nada en comparación con el total de 40 minutos sin el balón en disputa que tuvo como promedio cada juego de la Copa del Mundo, ya fuera por faltas, reclamos, celebraciones, lesiones o tiros de esquina.

Los delanteros de la Liga MX deberán intensificar la práctica de los penales, ya que en ello fue donde más incidió el VAR durante Rusia 2018, que tuvo 29 cobros desde el manchón, una cantidad muy superior a los 13 de Brasil 2014 y a los 15 de Sudáfrica 2010. De esos 29 penales, nueve los decidió el VAR, cuyas 20 jugadas valieron para cambiar 17 decisiones originales del silbante, así como para mantener apenas tres.

Las 17 decisiones que cambió el VAR fueron las mencionadas nueve para otorgar un penal originalmente no señalado, tres para descartar un penal, dos para decretar una expulsión, dos para validar un gol inicialmente no acreditado por fuera de lugar, así como una ocasión para corregir sobre la identidad de un jugador sancionado.

Por otro lado, las tres decisiones que ratificó fueron para confirmar un penal y dos para validar que dos supuestas faltas no ameritaban igualmente un penal. De las 20 jugadas revisadas, 17 las atendió el árbitro en la cancha y tres fueron solamente en la cabina.

En cuanto a las expulsiones, Rusia 2018 tuvo solo cuatro, la cifra más baja desde España 82 –cuando se decretaron cinco y con solo 24 equipos–, lejísimos de las 28 rojas de Alemania 2006, de manera que los entrenadores de la Liga MX tendrán motivos para estar más tranquilos porque las cámaras inhibirán las expulsiones, pero también preocupados porque las mismas implicarán más penales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×