Lágrimas y gracias a México marcaron ceremonia del Salón de la Fama 2018

Lágrimas de Arlindo y Miguel Zelada, discursos rindiendo cariño y respeto a México de los brasileños Cafú y Rivelino marcaron la Investidura 2018 del Salón de la Fama.
Con Cafú y Rivelino, se celebro la ceremonia del Salón de la Fama 2018
Pachuca, Hidalgo -

La Ceremonia de Investidura 2018 del Salón de la Fama del Futbol tuvo las lágrimas de Arlindo dos Santos, Miguel Zelada y de Aarón Padilla hijo como los momentos más memorables, junto con los discurso de los campeones brasileños Cafú y Rivelino con dedicatoria para México.

Rivelino alzó su reconocimiento como si fuera una Copa antes de recordar que México y Guadalajara son como su casa: “Agradecido por recibir este reconocimiento en vida y sobre todo porque me siento en casa acá en México”.

Mientras que Ailton da Silva, bicampeón con Pumas, presentó la investidura de Cafú con una broma “yo tenía un discurso pero se me acabó la pila” y recordó la Fundación del dos veces Campeón del Mundo que ayuda a más de 950 niños en el país amazónico.

“Estoy muy honrado de formar parte de este grupo de personas que han hecho historia en el futbol. Para mí la fundación no es una escuelita donde buscamos formar ciudadanos, da esperanza y la formación para los niños, por eso como capitán de la Selección Brasileña en 2002 fue entregar ese trofeo al pueblo brasileño. Agradezco a todo el pueblo mexicano”, dijo Marcos Evangelista.

Héctor Miguel Zelada dio un discurso en el que fue de la alegría y las bromas al momento emotivo: “Llegué al club más importante de México”, recordó entre risas aunque después casi rompe en lágrimas al cerrar su discurso “es mi pasaporte al cielo”.

Las lágrimas corrieron a cargo de Aarón Padilla hijo sobre su papá y con Arlindo dos al recordar a su familia y a su hijo, quien falleció a los ocho años de edad.

Previamente, en la categoría femenil fueron condecoradas María Eugenia “Peque” Rubio y Silvia Neid, campeona del Mundo como jugadora, entrenadora y Oro en Río 2016.

Para reconocer al decano internacional Juan Alberto Schiaffino, quien fue parte del Uruguay que ganó el Mundial de 1950, el discurso fue de Héctor Hugo Eugui, que rememoró varias anécdotas y remató con la frase “Uruguay no más”.

Guillermo Álvarez, presidente de Cruz Azul, alabó al exjugador celeste Fernando Bustos y su familia, mientras que Miguel Mejía Barón no estuvo presente porque consideró que no merecía estar en el Salón de la Fama, aunque Bora Multinovic, Ricardo Ferretti y Luis García discreparon al dedicarle palabras de reconocimiento.

El otro gran ausente fue el italiano Roberto Baggio, de quien se mostró un video destacando su lado espiritual en un templo budista.

La investidura de Carlos Salvador Bilardo estuvo a cargo de Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, quien recordó algunos de los logros del Doctor, ausente por temas de salud.

“Fue famoso por sus frases como ‘los médicos concentran 12 horas para que no mueran sus pacientes, yo solamente les pido a ustedes 90 minutos’”, dijo Domínguez sobre Bilardo el técnico Campeón del Mundo en 1986.

Otro de los momentos emotivos fue la proyección de imágenes de todos aquellos personajes ligados al futbol que fallecieron en el último año, entre ellos Jorge “Che” Ventura, Ezequiel Orozco, Rafael Amador, Luis Bonini, Marbella Ibarra, Melquiades Sánchez Orozco y Vichai Srivaddhanaprabha, expresidente del Leicester.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×