Maradona terminó su primer juego de Liguilla con manoteos al árbitro

Muy molesto con la labor del árbitro central, el Pelusa le dijo de todo a Edgar Rangel Araujo e hizo varias gesticulaciones airadas con las manos.
 Luis Islas fue quien intervino para llevarse al Diego tras los airados reclamos.  (Foto: Especial)
Estadio Banorte, Sinaloa -

Apenas el árbitro central, Edgar Rangel Araujo, pitó el final del duelo de Ida de los Cuartos de Final entre Dorados y Mineros, y Diego Armando Maradona se dirigió al centro del campo para reclamar algunas decisiones al cuerpo arbitral.

El estratega del conjunto de Culiacán fue tranquilizado por su auxiliar técnico, Luis Islas, quien también se llevó a uno de los jugadores que lanzaba reclamos a los jueces.

Islas intentaba calmar a Diego mientras le hacía señas con las manos a Rangel Araujo, quien buscó en todo momento evitar al Pelusa y dirigirse al vestidor, acompañado de sus abanderados y del cuarto silbante.

Minutos después, el auxiliar logró convencer al estratega de terminar con el reclamo y salieron juntos de la cancha hacia la zona de prensa, donde Islas fue el que apareció para dar la conferencia de prensa.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×