Rayados, convencido de mejorar y tener apoyo de su afición en Liguilla

Nicolás Sánchez espera que el equipo tenga una actuación convincente contra Atlas, para que su afición regrese a la tribuna en los cuartos de final.
En Rayados están convencidos de poder mejorar y mantener el apoyo de la afición
Monterrey -

A falta de una jornada para que concluya la fase regular del Apertura 2018, la afición de Rayados sigue sin estar convencida del potencial de su equipo de cara a la Liguilla y el mejor parámetro para percibir la falta de confianza de la gente en su equipo, ha sido la tendencia a la baja en sus encuentros como local.

En presente certamen, después de que los albiazules tuvieron a 42,288 aficionados en su primer partido en casa en el Gigante de Acero, cuando en la fecha 3 recibieron a Querétaro, gradualmente la asistencia a la casa del Monterrey ha venido a la baja y en la última actuación de local contra Veracruz, la entrada fue de 28,482 es decir, 13,806 personas menos.

Para Nicolás Sánchez, esto se debe principalmente a que la gente quedó decepcionada tras la derrota en la final de la Copa MX contra Cruz Azul.

“Nos faltó ganar la Copa a Cruz Azul, porque nosotros estamos muy contentos con lo que se está haciendo en este torneo, en lo que se venía haciendo en los dos torneos, tanto en la Liga como en la Copa”.

“Tropezamos y nos dolió, sabemos que a la gente también le dolió y sumado a la final perdida del año pasado (con Tigres) es otro golpe más para todos, pero nosotros somos los que decidimos seguir adelante y seguimos trabajando para que la gente vuelva a confiar en nosotros y se sienta identificada con el equipo”, opinó el defensa argentino.

El zaguero albiazul considera que si Rayados hace un buen partido frente a Atlas y obtiene un triunfo convincente, puede ayudarles a que su afición se meta a apoyar con todo a su equipo para los Cuartos de Final en la Liguilla que es cuando más necesitarán de su apoyo.

“La gente quiere ver al equipo ganar, tienen la herida como nosotros por lo que se perdió, pero cuando se gana la gente se pone contenta. Estoy convencido que vamos a hacer un buen partido contra Atlas y en Liguilla va a estar la gente acompañándonos otra vez, así que sabemos que tenemos que mejorar para que ellos vuelvan a confiar o por lo menos para que la gente que ha dejado de venir vuelva. Hay muchos que nos siguen apoyando y eso nos reconforta, hay que volver a estar todos juntos para ir por lo máximo”, mencionó.

Aunque no lo considera una excusa, Nico destacó que el cambio de estilo de juego y de metodología en el trabajo con la llegada de Diego Alonso, fue algo que le costó en la adaptación al plantel luego de tres años y medio con Antonio Mohamed, además del factor imponderable de las lesiones que afectaron al equipo.

“Sí, nos ha costado mucho, fue un cambio muy grande de un entrenador a otro, fue una idea totalmente diferente. Hay que destacar también que sufrimos muchísimas lesiones, hubo muchos cambios entre un partido y otro, no sé cuántas veces el técnico ha podido repetir la alineación dos o tres partidos seguidos, creo que dos o tres, lo ha tenido que cambiar permanentemente y eso seguro que nos perjudicó”, concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×