Manchester United 3-3 CSKA... El United sudó ante el descaro del CSKA

Un gol en propia meta del CSKA en el tiempo añadido dio hoy al Manchester United un valiosísimo empate 3-3 que le permite sellar su pase a los Octavos de Final de la Champions League en un pulso...
Un gol en propia meta del CSKA en el tiempo añadido dio hoy al Manchester United un valiosísimo empate 3-3 que le permite sellar su pase a los Octavos de Final de la Champions League en un pulso vibrante en Old Trafford.
 Un gol en propia meta del CSKA en el tiempo añadido dio hoy al Manchester United un valiosísimo empate 3-3 que le permite sellar su pase a los Octavos de Final de la Champions League en un pulso vibrante en Old Trafford.
(Reuters) -
  • El Manchester United selló su pase a los Octavos de Final

Un gol en propia meta del CSKA en el tiempo añadido dio hoy al Manchester United un valiosísimo empate 3-3 que le permite sellar su pase a los Octavos de Final de la Champions League en un pulso vibrante en Old Trafford ante un cuadro moscovita que, en su era "post Juande", tuteó con descaro a su anfitrión. Fue un guión inesperado que pilló con las defensas bajas a la escuadra británica. La formación de Alex Ferguson tuvo que sudar hasta el último minuto para remontar y nivelar un marcador en contra. Ferguson continúa en su plantilla sin poder disponer del tándem defensivo que componen el central inglés Rio Ferdinand y su compañero serbio Nemanja Vidic, lesionados. Y, desde luego, dicha ausencia se notó. Fue la noche del debut de Federico Macheda, que formó dúo en el ataque junto al inglés Michael Owen; mientras que Wayne Rooney, que se estrenaba ayer como papá primerizo, empezó en el banquillo de los suplentes. El United se confió de su situación de líder de grupo. Fue un primer tiempo de vértigo, en el que el once que estrena Leonid Slutsky, y que ha perdido sus últimos encuentros de Champions fuera de casa, tuteó al Campeón inglés. Tras varias internadas del atacante local Michael Owen al área moscovita que se quedaron en un simple toque de atención, a los quince minutos de juego, el escocés Darren Fletcher amagaba a la meta del CSKA con un prometedor disparo que pudo haberse convertido en la ventaja local. Avisos del gigante inglés. Lo cierto es que hoy hubo acción desde el silbato inicial y esa acción se caldeó al máximo a los 25 minutos pero no al gusto de Ferugson. Fue el CSKA el once que se puso por delante con un golazo de Alan Dzagoyev, que logró quitar de en medio el marcaje del zaguero del United Wes Brown para asestar un golpe imparable al meta local Van der Sar. Fue un primer y doloroso varapalo para el Manchester, que no tardaba, eso sí, en dar una réplica contundente al contratiempo. Un pase de Valencia que pasó por los pies del portugués Luis Nani puso a Michael Owen el balón en bandeja para que, ahora sí, el ex delantero del Liverpool y el Real Madrid nivelara el marcador. Pero la noche iba de sobresaltos. Y tampoco le duró ahora la alegría a la plantilla inglesa. El CSKA sacó todo su descaro y demostró a las gradas su poco respeto por este emblemático campo. Apenas unos minutos después, volvía a ser el equipo ruso el que se ponía las pilas y retaba al Manchester, desmoronando de nuevo todas sus defensas. Aunque hay que decir que tampoco estuvo fino Van der Sar, ya que el segundo gol moscovita lo anotó Milos Krasic ante una meta completamente desierta. El CSKA dominaba el medio centro poniéndoselo complicado a un United que se devanaba los sesos por lograr igualar antes del descanso. Y la frustración local no hizo más que aumentar. El arranque del segundo acto no mejoró la situación para el conjunto de Ferguson, al que le tocó encajar otro golpe del CSKA, firmado ahora por Alexei Berezutsky. Quizá fue la preocupación lo que despertó al entrenador escocés, quien posiblemente comprendió que había llegaba la hora idónea de sacar al siempre efectivo Wayne Rooney, que reemplazó al portugués Luis Nani a los 58 minutos para dar algo más de empuje ofensivo a un equipo que se quedaba sin ideas ante el fútbol de ataque con el que se gastaba su rival. El United imprimió más presión de forma notable durante el último cuarto de hora pero se le terminaba el tiempo. Se notó la presencia de Rooney y los "Diablos Rojos" se lanzaron a una remontada -amagos de Gary Neville, Macheda, Michael Owen...- que hizo complicadísima un CSKA ya totalmente sobrado. El meta de CSKA, Akinfeev, volvió a exhibir sus plenas facultades a los 80 minutos con un notable doble paradón a un balón que le envió, primero, Michael Owen y que logró abortar; para frenar a continuación otro disparo del suplente Rooney, que aprovechaba el rechace del portero moscovita. Pero el partido no había concluido. Totalmente desmarcado, Paul Scholes, a pase de Gary Neville, logró sumar otro gol para el United en la recta final. Lo intentaban, pero al equipo se le agotaba el tiempo. La fortuna en forma de negligencia de su oponente salió al rescate del Manchester. Un error de su rival, un gol en propia meta marcado en tiempo de descuento de Georgi Shchennikov dio al United el valiosísimo empate. - Ficha técnica: 3 - Manchester United: Van der Sar, Neville, Brown, Jonathan Evans, Fabio Da Silva (Evra, m.59), Valencia, Fletcher, Scholes, Nani (Rooney, m.58), Macheda (Obertan, m 82) y Owen. 3 - CSKA: Akinfeev, Alexei Berezutsky, Vasili Berezutsky, Ignashevich, Shchennikov, Krasic, Semberas, Aldonin, Mamaev (Rahimic, m.69), Necid (Piliev, m.85) y Dzagoev (Carvalho, m.72). Goles: 0-1, m.25: Alan Dzagoev. 1-1, m.29: Michael Owen. 1-2, m.31: Milos Krasic. 1-3, m.47: Berezutsky. 2-3, m.83: Paul Scholes. 3-3, m.90: Georgi Shchennikov, en propia meta. Árbitro: Olegario Benquerenca (Portugal). Sacó tarjeta amarilla a Aldonin, a Necid, a Carvalho y Semberas, del CSKA, y a Fletcher y Macheda, del United. Incidencias: Fase de Grupos de la Champions League, Grupo B. Partido disputado en el Estadio de Old Trafford, en Manchester (Reino Unido), ante un público de aproximadamente unos 65 mil espectadores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×