Manchester United (7)4-0(2) Milán... Red Devils humillaron al Milán y...

El Manchester United logró hoy el pase a los Cuartos de Final de la Champions League tras destrozar al Milán con otra gran actuación de Wayne Rooney y en el día en el que David Beckham volvía a...
 El Manchester United logró hoy el pase a los Cuartos de Final de la Champions League tras destrozar al Milán con otra gran actuación de Wayne Rooney y en el día en el que David Beckham volvía a Old Trafford como visitante.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • El ingreso de Beckham al campo fue aplaudido por toda la afición del Old Trafford

El Manchester United logró hoy el pase a los Cuartos de Final de la Champions League tras destrozar al Milán con otra gran actuación de Wayne Rooney y en el día en el que David Beckham volvía a Old Trafford como visitante. Dos goles del delantero "red" en los primeros minutos de cada parte dejaron visto para sentencia un encuentro que ya se presentaba complicado para los italianos después de encajar en San Siro un 2-3. Un balón perdido por Ronaldinho a los dos minutos de juego retrataría el calvario que pasó durante la primera mitad el Milán y su lateral milanista Jankulovsky, acosado por Valencia y el veterano Neville, sorpresa en el once local. Desposeído, el brasileño observó cómo el ecuatoriano y Wayne Rooney combinaban de primeras para que el "diez" rojo finalizase la jugada con un disparo raso que salió rozando las portería defendida por Abbiati. Como había advertido el técnico "red", el escocés Alex Ferguson, sus hombres salieron a presionar y buscar la meta rival, a pesar de contar con una ventaja considerable en la eliminatoria. Hasta Neville, de 35 años, parecía un chaval subiendo al ataque gracias, sobre todo, a las pérdidas de balón de los 'rossoneri' y al hecho de que Ronaldinho nunca tapaba sus carreras, ni siquiera cuando le robaban la bola. Tampoco ayudaba el ofensivo 4-3-3 que dispuso de salida el técnico visitante, el brasileño Leonardo. Flamini, Pirlo y Ambrosini no daban a basto en el centro del campo para frenar las embestidas del United. Aún así, el Milán pisó área "red" por primera vez en minuto ocho, cuando, en vez de despejar, Nani peinó hacia atrás una falta lateral que le cayó Ronaldinho, cuyo cabezazo lamió el poste izquierdo de Van der Sar. Acto seguido, Huntelaar recibía un servicio de Bonaro para plantarse frente a Evra, superarlo y errar, no obstante, en el último control, lo que provocó que, sólo ante el meta del Manchester, pifiase el remate. Los hombres del brasileño Leonardo parecían haber sacudido la presión inicial, hasta que Neville volviera a circular por la autopista izquierda del Milán. Con tiempo de sobra para pararse y levantar la vista, el defensa envió desde el lateral un centro preciso a la cabeza de Rooney en el minuto 13. Sin apenas oposición, el delantero quizá más en forma del futbol europeo se elevó sobre Bonaro para mandar el esférico lejos del alcance de Abbiati y lograr su gol número 29 esta temporada. Con un 4-2 en el global de la eliminatoria el encuentro perdió toda la tensión con la que comenzó y de ahí hasta el final de la primera parte, los jugadores se dedicaron a pasearse por el césped. Irrelevante durante casi todo el partido, Nani apareció como una exhalación al minuto de la reanudación para, después de otra pérdida, irse por velocidad por la banda, ver de reojo la llegada al área de Rooney y filtrarle la bola por detrás de la defensa milanista. Una fantástica asistencia resuelta de nuevo con aplomo por Rooney ante la salida de Abbiati. Para entonces, Leonardo ya había mirado al banquillo, en el que ninguno de sus componentes bajaba hoy de los 30 años de edad, y dio entrada a Clarence Seedorf por el central Bonera para que el holandés ocupase posiciones ofensivas. Tampoco resultó. La defensa 'rossonera' continuaba en actitud contemplativa, como comprobaría Paul Scholes en el minuto 59. Tras conducir el balón hasta el mismo borde del área, el silencioso medio "red" asistió a un Park que, rodeado por dos defensores milanistas, se giró tranquilamente para batir por tercera vez a Abbiati de tiro cruzado. El equipo italiano renovó sus filas con las incorporaciones de Inzaghi y Beckham, muy aplaudido por los 75.000 espectadores que acudieron hoy a la que fue su casa durante muchos años. Y apunto estuvo de marcar en Old Trafford el centrocampista inglés cuando cazó una volea desde fuera del área que obligó a Van de Sar a enviar de puños a córner. A medio gas, el Manchester logró a dos minutos del final su cuarto gol tras otra exhibición de despropósitos de la defensa, ayudados esta vez por una mala salida de su cancerbero, que reaccionó tarde. Invisible para los italianos, Fletcher cabeceó totalmente sólo un centro globo de Rafael.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×