Marsella 0-1 Spartak... Sorprendieron al Marsella

El Spartak de Moscú de Valery Karpin dio una de las grandes sorpresas de la jornada de la Champions League al vencer al Marsella 0-1 en el Vélodrome, gracias al infortunio del español César...
 El Spartak de Moscú de Valery Karpin dio una de las grandes sorpresas de la jornada de la Champions League al vencer al Marsella 0-1 en el Vélodrome, gracias al infortunio del español César Azpilicueta, que se marcó un gol en propia meta.
Estadio Vélodrome de Marsella (Reuters) -
  • César Azpilicueta marcó en su propia portería

El Spartak de Moscú de Valery Karpin dio una de las grandes sorpresas de la jornada de la Champions League al vencer al Marsella 0-1 en el Vélodrome, gracias al infortunio del español César Azpilicueta, que se marcó un gol en propia meta.

El Marsella tuvo las mejores ocasiones del encuentro y hasta pudo empatar en el descuento -cuando Gignac golpeó al palo- pero fueron los rusos los que se llevaron lo tres puntos por el autogol del español a falta de 9 minutos del final.

La derrota en casa del Marsella deja al conjunto de Didier Deschamps en una posición complicada, puesto que los franceses no se esperaban iniciar de esta manera una competición en la que habían depositado muchas ilusiones, después de tres años estrellándose en la primera fase.

Su condición de Campeón de Francia le otorgó la posibilidad de optar a un grupo más asequible -el pasado año quedó por detrás de Madrid y Milán- y tras perder ante el Spartak dio un paso atrás en la lucha por la segunda plaza, puesto que la primera parece destinada al Chelsea londinense, en un grupo que completa el debutante Zilina, que hoy cayó 1-4 en Eslovaquia ante los ingleses.

Por su parte el Spartak de Valery Karpin volvió de la mejor manera a la máxima competición continental tras ocho años de ausencia. El ex jugador de la Real Sociedad y el Celta planteó un encuentro con el goleador Welligton como única referencia arriba, insuficiente para crear un excesivo peligro, pero que le permitió apuntalar la defensa y crear contraataques.

El partido comenzó con claro dominio francés, y el centrocampista Cheyrou dio el primer aviso en el minuto 6 con un tiro lejano que un inseguro Dykan atajó en dos tiempos.

Poco después, el joven Andre Ayew, hijo del mítico jugador ghanés Abedi Pelé y que hoy debutaba en Champions League, demostró desparpajo al probar también desde muy lejos aunque le faltó precisión.

La titularidad Andre Ayew -su hermano, Jordan Ayew entró en el segundo tiempo- estaba cargada de nostalgia, puesto que su padre fue el gran protagonista del último precedente entre ambos conjuntos, en 1991, cuando el Marsella se clasificó para la Final de la Copa de Europa -que ganaría el Estrella Roja- al vencer en Semifinales a los moscovitas con dos goles Abedi Pelé.

El peso del partido caía del lado de los de Didier Deschamps, que presionaban la salida del balón del Spartak, en muchas ocasiones incapaz de enlazar dos pases consecutivos aunque se mostraba peligroso en los contraataques.

Al filo del descanso, Cheyrou dispuso de la mejor ocasión de los primeros 45 minutos con una volea desde dentro del área que Dykan consiguió despejar.

Al equipo de Didier Deschamps le faltaba pegada arriba y echaba de menos al lesionado Loïc Rémy y a Gignac, que finalmente salió en el segundo tiempo, mientras que al Spartak parecía irle bien con el empate.

El segundo período empezó con un Marsella enrabietado y el brasileño Brandao dispuso de dos buenas ocasiones, la última tras un buen centro de Azpilicueta.

Sin embargo, el Spartak no se inquietó y se estiró gracias a las internadas de McGeady y a la llegada de Ibson, que se encontró con un excelente Mandanda en un remate de cabeza a bocajarro (m.60).

La ocasión del Spartak alentó al Marsella y por fin apareció Lucho González -inédito hasta entonces- para habilitar al recién salido Gignac, cuyo disparo se estrelló en la maraña de defensores rusos.

En el minuto 75, el diminuto e incisivo Valbuena volvió a probar a Dykan, que parecía un muro infranqueable, y acto seguido Lucho González no acertó a rematar un balón de cabeza cuando el Vélodrome ya cantaba el tanto local.

En el minuto 81 ocurrió la jugada desgraciada del encuentro, cuando Azpilicueta desvió involuntariamente un centro de Kombarov, y el balón entró por debajo de las piernas del sorprendido Mandanda.

El Marsella se volcó en ataque, pero los nervios afloraron y Gignac disparó al palo en el descuento, por lo que fue el Spartak quien se llevó finalmente el gato al agua.

Ficha técnica:

0 - Marsella: Mandanda; Azpilicueta, Hilton, Heinze, Taiwo; Cissé, Lucho González (J.Ayew, m.82), Cheyrou; Valbuena, Ayew y Brandao (Gignac, m.61).

1 - Spartak de Moscú: Dykan; Parshivlyuk, Pareja, Suchy, Makeev; Ibson, Alex (Stranzl, m.89), Sheshukov (Ari, m.87), D.Kombarov, McGeady (Sabitov, m.82) y Welliton

Gol: Azpilicueta en propia meta (m.81)

Árbitro: Florian Meyer (ALE). Amonestó al local Brandao (m.60) y al visitante Alex (m.54),

Incidencias: Partido de la primera fase de la Champions League correspondiente al Grupo F, disputado en el Estadio Vélodrome de Marsella.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×