Copenhague se mete en la pelea a costa del Galatasaray

El Copenhague derrotó por la mínima a un pobre Galatasaray con un gol del noruego Braaten a los seis minutos y se llevó un merecido triunfo que le vuelve a meter en la pelea y deja abierta la...
El Copenhague derrotó por la mínima a un pobre Galatasaray con un gol del noruego Braaten a los seis minutos y se llevó un merecido triunfo que le vuelve a meter en la pelea y deja abierta la lucha por la segunda plaza.
 El Copenhague derrotó por la mínima a un pobre Galatasaray con un gol del noruego Braaten a los seis minutos y se llevó un merecido triunfo que le vuelve a meter en la pelea y deja abierta la lucha por la segunda plaza.  (Foto: EFE)
Parken de Copenhague, Copenhague, Dinamarca... (Reuters) -
  • El equipo danés tiene cuatro puntos, los mismos que el equipo de Mancini
  • La Juventus es última del sector B con tres puntos, no ha ganado ningún partido

El Copenhague derrotó por la mínima a un pobre Galatasaray con un gol del noruego Braaten a los seis minutos y se llevó un merecido triunfo que le vuelve a meter en la pelea y deja abierta la lucha por la segunda plaza.

Un gol se llevó el Copenhague de ventaja al descanso, resultado corto considerando el número de ocasiones y el control del juego. El equipo danés fue simplemente mejor que un Galatasaray ausente, flojo atrás y con pocas ideas en ataque sin el lesionado Snejder.

Solbakken salió sin un punta fijo, con Jorgensen y Braaten moviéndose por todo el ataque y aprovechando las incorporaciones por banda de Gíslason y Toutouh y de los laterales. Y la defensa turca quedó en evidencia varias veces, sobre todo por el lado de Riera.

El tanto tempranero premió la salida en tromba de los daneses y culminó una gran jugada colectiva de toque, que Braaten remachó con un remate de tacón ante un vendido Iscan, que jugó por la lesión del uruguayo Muslera.

Y dos minutos después, Jorgensen mandó al palo un cabezazo en un córner ante un sorprendido Galatasaray, que tardó un cuarto de hora en reponerse del susto y tener más la pelota, aunque sin claridad, abusando del pelotazo con destino a Drogba.

Las escasas combinaciones que armó el equipo turco acabaron de mala manera, en especial por la torpeza de Burak Yilmaz y de Bruma.

Aun así, el Galatasaray tuvo el empate en un cabezazo al palo de Melo en un córner y en un remate a las nubes de Drogba.

Braaten, que metió en muchos problemas a la defensa turca, pudo poner el 2-0, pero no supo definir en el mano a mano con Iscan.

El decorado cambió en la segunda parte. El Galatasaray se fue haciendo con el mando frente a un rival que apostó por la contra, obligado también por el derroche del primer tiempo, en el que imprimió un ritmo superior al que se juega en la liga danesa.

Wiland y su defensa comenzaron a verse más exigidos en centros laterales y en las jugadas a balón parado, así como en un tiro potente de Drogba que el portero sueco mandó a córner, mientras el conjunto danés ya no creaba peligro y le costaba tener la pelota.

A falta de un cuarto de hora, Solbakken cambió delantero por centrocampista para recuperar el medio del campo, y Mancini se la jugó metiendo a un delantero por un defensa. Pero ni así. El que salió reforzado fue el equipo danés y el equipo turco, impotente, ya no creó ninguna ocasión más y complica sus opciones.

El Copenhague no solo mantiene el talismán de Parken (no ha perdido un partido en casa en sus tres participaciones en la fase de grupos), sino que además sigue muy vivo.

FICHA TÉCNICA

1 - Copenhague: Wiland; Jacobsen, Mellberg, Sigurdsson, Bengtsson; Toutouh (Kristensen, m. 75), Delaney, Claudemir (Margreitter, m. 87), Gíslason (Bolaños, m. 56); Braaten y Jorgensen.

0 - Galatasaray: Iscan; Riera, Chedjou, Semih Kaya (Bulut, m. 76), Eboué; Bruma, Inan, Melo, Aydin Yilmaz (Gülselam, m. 62); Burak Yilmaz (Amrabat, m. 85) y Drogba.

Gol: 1-0, m. 6, Braaten.

Árbitro: Martin Atkinson (Inglaterra). Amonestó con tarjeta amarilla, por el Galatasaray, a Riera (m. 84).

Incidencias: Partido de la Cuarta Jornada del Grupo B de Champions League disputado en el Parken de Copenhague ante 36 mil 204 espectadores.

No te pierdas