Anderlecht auguró un negro futuro al Galatasaray

Un empate en casa 1-1 fue lo máximo que el Galatasaray pudo conseguir en la primera jornada de Champions League, en la que se enfrentaba a un Anderlecht muy sólido que sólo cedió dos puntos en el...
Un empate en casa 1-1 fue lo máximo que el Galatasaray pudo conseguir en la primera jornada de Champions League, en la que se enfrentaba a un Anderlecht muy sólido que sólo cedió dos puntos en el tiempo añadido.
 Un empate en casa 1-1 fue lo máximo que el Galatasaray pudo conseguir en la primera jornada de Champions League, en la que se enfrentaba a un Anderlecht muy sólido que sólo cedió dos puntos en el tiempo añadido.  (Foto: )
Estadio Ali Sami Yen, ante unos 50.000... (Reuters) -
  • El Anderlecht se adelantó en el marcador con un gol del joven centrocampista Dennis Praet

Un empate en casa 1-1 fue lo máximo que el Galatasaray pudo conseguir en la primera jornada de Champions League, en la que se enfrentaba a un Anderlecht muy sólido que sólo cedió dos puntos en el tiempo añadido. Tras una primera parte equilibrada, el equipo belga marcó en el minuto 52, lo que forzó al Galatasaray a ataques desesperados para recuperar el equilibrio, que finalmente dieron su fruto en el tiempo añadido.

El Anderlecht, desde el primer minuto, forzó un juego rápido, agresivo y en el que dejaba claro que iba a por todas.

Inicialmente, los numerosos intentos no llegaron a materializarse en goles y sí en intervenciones providenciales del guardameta uruguayo de "Galata" Fernando Muslera.

Tras el primer cuarto de hora, el Galatasaray, que primero parecía algo aturdido, se rehizo y empezó a atacar, pero se encontró con que un equipo belga sólido en defensa. El Anderlecht se adelantó en el marcador con un gol del joven centrocampista Dennis Praet, que desde fuera del área aprovechó un hueco en la defensa turca para disparar raso y ajustado al poste derecho de la meta. A partir de ahí, el Galatasaray se las veía y se las deseaba en su intento por equilibrar el marcador. Durante media hora larga sus ataques chocaban contra el muro impenetrable de la defensa belga. Pero en el primer minuto del tiempo añadido, Chedjou, en una brillante jugada personal, consiguió colarse por la izquierda hasta la línea de fondo y centrar hacia atrás para que Burak Yilmaz, libre de marca en el área pequeña, empujara el balón al fondo de las mallas.

No te pierdas