Hulk y Danny se coronaron en Lisboa

Ante un Benfica con diez hombres por la expulsión en el minuto 18 del portero brasileño Artur Moraes, el Zenit San Petesburgo venció a domicilio al Campeón portugués con actuaciones estelares del...
Ante un Benfica con diez hombres por la expulsión en el minuto 18 del portero brasileño Artur Moraes, el Zenit San Petesburgo venció a domicilio al Campeón portugués con actuaciones estelares del brasileño Hulk y del luso-venezolano Danny.
 Ante un Benfica con diez hombres por la expulsión en el minuto 18 del portero brasileño Artur Moraes, el Zenit San Petesburgo venció a domicilio al Campeón portugués con actuaciones estelares del brasileño Hulk y del luso-venezolano Danny.
Estadio Da Luz de Lisboa, ante una buena entrada (Reuters) -
  • En el último tramo, el Campeón luso acabó mejor que su oponente

Ante un Benfica con diez hombres por la expulsión en el minuto 18 del portero brasileño Artur Moraes, el Zenit San Petesburgo venció a domicilio al Benfica, Campeón portugués, con actuaciones estelares del brasileño Hulk y del luso-venezolano Danny. Gracias a este triunfo, el conjunto de André Villas-Boas lidera con tres puntos el Grupo C de la Champions League, mientras que el Benfica es colista empatado con el Bayern Leverkusen, que perdió en Mónaco (1-0). El extremo zurdo Hulk marcó en el minuto 5 y el belga Axel Witsel sumó el segundo en un córner en el 22. Danny, además de asistir a Witsel, fue crucial al provocar la expulsión de Moraes en un uno contra uno. A pesar de la inferioridad numérica durante 75 minutos, los portugueses aguantaron el tipo y tuvieron ocasiones para recortar el marcador en la segunda parte. El Zenit tardó cinco minutos en enderezar el triunfo. Hulk, el más pitado por la afición de La Luz por su pasado en el Porto, recibió desde la derecha un pase del pequeño Oleg Shátov y definió con un sutil toque por encima de Artur Moraes. Un gol de clase.

A la clase de Hulk, Danny y Shátov se unió la del venezolano José Rondón (ex del Málaga), así como la consistencia del español Javi García, de Witsel y del central argentino Ezequiel Garay, todos ellos antiguos pupilos de Jesús en el Benfica. Pero fue el escurridizo Danny el que atrajo los focos en la jugada que determinó el encuentro. Después de una felina intervención de Lopes, el segundo gol cayó de lado ruso. Danny botó un córner desde la derecha y Witsel cabeceó el 0-2 en el minuto 22. El Zenit optó por resguardarse y el Benfica, con uno menos, intentó empujar con lo que tenía. El argentino Eduardo Salvio se destacó por su entrega. En el último tramo, el Campeón luso acabó mejor que su oponente, aunque no pudo reflejarlo en el marcador.

No te pierdas