Liverpool se despidió de la Champions League

El Liverpool no pasó este martes del empate frente al Basilea en casa (1-1) y se despidió de la Champions League a las primeras de cambio.
El Liverpool no pasó este martes del empate frente al Basilea en casa (1-1) y se despidió de la Champions League a las primeras de cambio.
 El Liverpool no pasó este martes del empate frente al Basilea en casa (1-1) y se despidió de la Champions League a las primeras de cambio.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • Los Reds ganaron un partido, empataron dos y perdieron tres en la Fase de Grupos

El Liverpool no pasó este martes del empate frente al Basilea en casa (1-1) y se despidió de la Champions League a las primeras de cambio, después de un balance muy pobre en la Fase de Grupos, en la que ganó un partido, empató dos y perdió tres.

Después de cuatro Temporadas ausentes de la Champions League, los Reds no dieron la talla en su regreso a la máxima competición continental, en la que echaron de menos los tantos del uruguayo Luis Suárez, su goleador la pasada Temporada y ahora en las filas del Barcelona.

En un grupo en el que, a priori, debería haber pasado como segundo, el conjunto inglés se jugó la ansiada clasificación a Octavos de Final en 90 minutos, frente a un Basilea que ya lo derrotó en el partido de Ida en el St Jakob-Park, en Suiza (1-0).

El técnico del Liverpool, el norirlandés Brendan Rodgers, sabía de la importancia del partido, y volvió a contar con Steven Gerrard, el Capitán, en el once inicial después de haberle dado descanso el pasado fin de semana.

Sin embargo, ni con el "8" sobre el terreno de juego el Liverpool pudo mejorar el pobre juego que viene poniendo en práctica últimamente. Sin futbol y sin lo más importante, los goles, los de Rodgers buscaban el triunfo que les diera el pase, pues el empate no les servía.

Comenzaron nerviosos los locales, sabedores de que el peso del partido lo debían llevar ellos, mientras que los visitantes se sentían cada vez más cómodos en ese papel y aprovechaban cualquier error de la nerviosa zaga “red”.

Y fue en uno de los numerosos fallos de los defensas en la primera mitad cuando llegó el tanto de los suizos, en el minuto 24, tras un error en la marca de Skrtel y Lovren. Frei y Zuffi combinaron al borde del área "red" y el zurdazo imperial del primero se coló por el palo izquierdo de la meta defendida por el criticado Mignolet, que ni se movió.

El tanto dejó noqueado al equipo local, que no encontraba la forma de remontar, y el Basilea estuvo a punto de doblar su ventaja al minuto 30 con una volea desde dentro del área de Streller, pero el remate se marchó desviado.

Con el Liverpool y su defensa todavía en "shock" y temblando de miedo, el árbitro anuló un tanto a Gashi por fuera de juego pocos minutos antes del descanso.

Rodgers aprovechó el entretiempo para hacer cambios, y dio entrada al serbio Lazar Markovic y al español Alberto Moreno en lugar de Rickie Lambert y José Enrique, respectivamente.

Sin un "9" definido mejoró el equipo local al que, sin embargo, se le complicaron todavía más las cosas al minuto 60, cuando Markovic fue expulsado en una decisión más que controvertida del árbitro Björn Kuipers.

Apenas quince minutos después de su entrada al terreno de juego, Kuipers mostró la tarjeta roja al serbio por un discutido manotazo sobre Safari, una decisión que fue duramente criticada por el público presente en el coliseo "red".

Cuando todo apuntaba a la derrota local apareció el de siempre, Steven Gerrard, para, con un golazo de falta directa desde la frontal, igualar el partido y hacer soñar a los aficionados "reds".

Con todo Anfield cantando el ya mítico "You will never walk alone" (nunca caminarás solo), el Liverpool se fue a por el partido, y estuvo a punto de lograrlo en unos diez minutos finales en los que el Basilea no salió de su área.

Sin embargo, pese a los acercamientos de Henderson, Sterling y Gerrard, el Liverpool no pudo darle la vuelta al partido y se despidió de la Liga de Campeones cuatro años después de su vuelta a las primeras de cambio.

La derrota del Ludogorets frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu (4-0) clasifica al Liverpool para la Liga Europa, un consuelo menor para el cinco veces campeón de Europa.

No te pierdas