Porto y Shakhtar firmaron la paz

Sin nada en juego más allá de las primas económicas que otorga la UEFA y el prestigio deportivo, Porto y Shakhtar empataron a un gol
Sin nada en juego más allá de las primas económicas que otorga la UEFA y el prestigio deportivo, Porto y Shakhtar empataron a un gol
 Sin nada en juego más allá de las primas económicas que otorga la UEFA y el prestigio deportivo, Porto y Shakhtar empataron a un gol  (Foto: Reuters)
Estadio do Dragao, Oporto, Portugal (Reuters) -
  • Héctor Herrera y Jackson Martínez se quedaron en la banca

Sin nada en juego más allá de las primas económicas que otorga la UEFA y el prestigio deportivo, Porto y Shakhtar empataron a un gol en un partido de la última jornada de la fase de grupos de la Champions League que apenas sirvió para dar minutos a jugadores poco utilizados en ambos equipos.

Los "Dragones" salieron al campo con el primer puesto garantizado y los ucranianos con la segunda plaza ya en el bolsillo, lo que restó emoción al duelo incluso desde antes del silbatazo inicial, además de que el técnico del cuadro portugués dejó en la banca a hombres importantes como Jackson Martínez y Héctor Herrera.

El conjunto local impuso su futbol de control y acabó con un 60 por ciento de posesión y 14 disparos, el doble que su rival.

Uno de los pocos alicientes del encuentro jugaba a favor del Oporto, que afrontaba el reto de lograr por primera vez en su historia cerrar la fase de grupos de la Liga de Campeones con tres victorias en casa. El reto no fue suficiente para levantar los ánimos.

Las ausencias fueron notables en ambos bandos. Lopetegui dejó fuera de la convocatoria a "pesos pesados" como Brahimi, Fabiano, Danielo o Casemiro, mientras que futbolistas como Srna o Luiz Adriano ni siquiera viajaron con el equipo de Donetsk por sanción.

En una aburrida primera mitad, la ocasión más clara fue para el Shakhtar y llegó recién comenzado el duelo. Un buen centro desde la izquierda de Shevchuk dejó la pelota franca para el delantero Gladkiy, que inexplicablemente no acertó a meter la pierna para hacer el primero.

A pesar del susto inicial, el conjunto local se sobrepuso y mantuvo más tiempo la posesión de la pelota que su rival, que intentó salir con peligro a la contra esporádicamente.

Primero fue un centro del joven lateral derecho Ricardo que no llegó a rematar el punta camerunés Aboubakar. Después fue el turno de Quaresma, con un disparo desde la frontal recién rebasada la primera media hora de juego.

Aunque la mejor oportunidad de los blanquiazules en la primera mitad la tuvo el ex jugador del Atlético de Madrid Adrián, hoy titular. Recibió en el vértice izquierdo del área, se fue hacia dentro engañando a su par y lanzó un derechazo pegado al palo que despejó con la manopla Pyatov.

La nota negativa del partido llegó a escasos cinco minutos del descanso, cuando el centrocampista del Porto Rubén Neves salió retirado en camilla lesionado.

El técnico de los "Dragones" optó entonces por hacer un cambio de posiciones. Al terreno de juego entro el holandés Martins Indi, lo que obligó a Marcano a dejar la posición de central y colocarse como pivote defensivo.

La segunda parte arrancó como en la primera, con los ucranianos creando peligro en el área contraria. El protagonista fue el mediapunta brasileño Bernard, al que el Shakhtar logró fichar en dura competencia con el Oporto en el verano de 2013, procedente del Atlético Mineiro.

Un pase cruzado en largo lo aprovechó Bernard para plantarse solo contra Andrés Fernández, que desvió su remate a saque de esquina. Ese mismo córner lo botó el brasileño de forma magistral y Stepanenko ganó en el salto a Adrián para marcar de cabeza.

El tanto espabiló a los pupilos de Lopetegui, que respondieron inmediatamente a través de Aboukabar, que a punto estuvo de igualar con un buen remate de volea tras recibir un pase elevado entre líneas.

Bernard, que fue sustituido en el minuto 65, aún tuvo tiempo para marear posteriormente a un par de defensas y dejar solo a su compatriota Alex Teixeira, cuyo disparo acertó a desviar Andrés Fernández.

Los blanquiazules asumieron totalmente la iniciativa del partido y crearon más peligro que su rival en el tramo final de su encuentro. En el minuto 70, el central Martins Indi rozó el tanto con un cabezazo que se estrelló en el larguero.

Sin embargo, el empate no llegaría hasta el 87, cuando Aboukabar -muy activo durante todo el encuentro- robó una pelota en la zona de creación y se sacó un salvaje derechazo que se coló por la escuadra de la portería defendida por Pyaton.

No te pierdas