Jorge Witker.

Mourinho no pudo

Mircoles 1 de Mayo del 2013



Por muy heroica que haya parecido la forma, la eliminación del Real Madrid en Semifinales de la Champions League no deja de ser un fracaso. El costoso proyecto de José Mourinho parece estar a punto de expirar sin lograr el objetivo supremo: la décima.

Llegar tres años seguidos a Semifinales de UEFA Champions League para la mayoría de los equipos  puede ser considerado muy positivo;  no para el Real Madrid, que ostenta nueve “orejonas” en sus vitrinas, aunque la más reciente de ellas haya sido en la edición 2001-02.

Sí la gestión de Mourinho puede considerarse muy exitosa en equipos como FC Porto, Chelsea o Inter de Milán  lo que el portugués ha conseguido en el Real Madrid no le alcanza para salir bien librado en el balance de su estancia en España.

Y eso que estadísticamente la Era Mourinho puede ser calificada de brillante, pues ha ganado 125 de 171 partidos oficiales dirigidos, y sufrido apenas 21 juegos. Por supuesto, en ese rubro no se ´puede dejar de reconocer la gran campaña 2011-12 en la que el Madrid rompió un récord de puntos y ganó el campeonato con una facilidad que llegó a ser grotesca.  

Pero ganar en tres campañas una Liga, una Copa del Rey –tal vez dos si vence al Atlético Madrid- y una Supercopa de España no es una cosecha lo suficientemente buena para el entrenador mejor pagado de la historia del club y a quien se le otorgó un poder pleno del que no gozaron ninguno de sus antecesores.  

Aún reconociendo que el Madrid tenía 18 años sin ganar una Copa del Rey, y llevaba años atorándose en los octavos de final de la Champions, mejorar ese pasado inmediato no era lo que se buscaba como meta a seguir.

Cuando Mourinho llegó a Madrid, tras realizar aquella estupenda campaña triunfal 2009-10 al mando del Inter de Milán, el empresario Florentino Pérez ya había gastado más de 257 millones de euros en el año previo (aquel en el que contrató a Kaká y Cristiano Ronaldo) y todavía se gastaría otros 181 millones en los siguientes tres años.

Ese monstruoso gasto tenía dos principales objetivos: acabar con el dominio del Barcelona y ganar la décima Champions.

La primera de sus misiones puede considerarla de algún modo cumplida, aunque fuera tardíamente y tras varias decepciones previas como un 0-5 humillante y el papelón de la Semifinal de la Champions 2010-11 en la que además de perder con el Barcelona, se perdió todo estilo y decoro. Efectivamente  tras haberla pasado muy mal en los Clásicos ante el considerado mejor Barca de la historia, el Madrid con Mou acabó encontrando la fórmula ganadora para vencer a su más acérrimo rival y cambiar la tendencia.

El segundo de sus cometidos, que era ganar la décima, no pudo lograrla; cayó en semifinales ante el Barcelona, el Bayern Munich y el Borussia Dortmund.

El análisis de la gestión de Mourinho en el Real Madrid, la cual parece está por culminar, entrega algunos claros-oscuros en cuanto a números, pero su trabajo pierde mucha cotización por ese “estilo” belicoso y provocador que causó tantas revueltas, malos entendidos y confrontaciones inútiles, las cuales no sólo distanciaron a los contrarios, sino a los propios.  Polémicas absurdas con Ramos o Casillas, un vestuario roto y una afición dividida son parte de la indeseada herencia que podría dejar “The special one”,  que tras tres años sigue demostrando con algunas declaraciones y actitudes que nunca supo  comportarse a la altura de “la casa blanca”, porque no entendió jamás que el Real Madrid fue, es y seguirá siendo más grande que él.



Nota: Las columnas que se presentan en la seccin Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad nica de sus autores y no reflejan necesariamente la opinin periodstica de Medio Tiempo.

Comentarios

Partidos en Vivo (-)
...

Cargando los partidos,

por favor espera