Mónaco 0-3 Porto ¡El Porto es el Campeón de Europa!

Al 22´, el Mónaco recibió un duro golpe anímico: Ludovic Giuly, su capitán y jugador clave en el esquema de Didier Deschamps, tuvo que abandonar el terreno de juego debido a un tirón en la pierna...
Al 22´, el Mónaco recibió un duro golpe anímico: Ludovic Giuly, su capitán y jugador clave en el esquema de Didier Deschamps, tuvo que abandonar el terreno de juego debido a un tirón en la pierna derecha. El croata Dado Prso lo sustituyó en la delantera f
 Al 22´, el Mónaco recibió un duro golpe anímico: Ludovic Giuly, su capitán y jugador clave en el esquema de Didier Deschamps, tuvo que abandonar el terreno de juego debido a un tirón en la pierna derecha. El croata Dado Prso lo sustituyó en la delantera f  (Foto: )

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPO26 de Mayo de 2004, en la Arena Aufschalke, en Gelsenkirchen, Alemania ante un lleno totalLa Champions League tiene nuevo campeón. El equipo portugués del Porto se adjudicó el campeonato más importante a nivel de clubes en Europa al vencer por un claro 3-0 al Mónaco de Francia. Los anotadores de los goles fueron Carlos Alberto al 39´, Deco al 70´ y Alenitchev al 75´. El partido no fue tan espectacular como se esperaba, sin embargo, el conjunto luso es un digno y justo ganador de la "Orejona".El partido se caracterizó por tener muy pocas llegadas de gol, por lo que ser contundente fue la mayor virtud del Porto. Mónaco también llegó poco, pero la gran diferencia es que no supo definir frente al arco de Vítor Baía.PRIMER TIEMPOLa primera mitad comenzó con el Mónaco encima del arco de los portugueses, sin embargo, esta presión no se transformó en algún gol. La primera jugada de peligro del partido fue un pase filtrado para Giuly que el portero Vítor Baía despejó fuera de su área y barriéndose para evitar que el francés alcanzara el balón. En los primeros momentos del encuentro, el Porto supo aguantar los embates de su rival, y a partir del minuto 5 lograron nivelar las acciones del partido. Deco, el mejor jugador del equipo portugués, era bien marcado por los defensores del Mónaco, lo que disminuía en gran medida el poder ofensivo blaiquiazul. Por su parte y excepto en los primeros minutos de juego, la ofensiva monegasca fue bien controlada por los zagueros lusos.

Al 22´, el Mónaco recibió un duro golpe anímico: Ludovic Giuly, su capitán y jugador clave en el esquema de Didier Deschamps, tuvo que abandonar el terreno de juego debido a un tirón en la pierna derecha. El croata Dado Prso lo sustituyó en la delantera francesa, pero lo cierto es que el ataque galo no volvió a ser el mismo sin Giuly. Luego de 25 minutos jugados, el partido se centró en la lucha por la posesión del balón, lo que provocó que ambas porterías se mantuvieran tranquilas. Al minuto 39, el conjunto luso logró abrir el marcador con un certero disparo de Carlos Alberto. Esta fue la primera llegada peligrosa del Porto en todo el partido, aunque, en el momento en que cayó la anotación, los portugueses ya llevaban varios minutos siendo los dueños de la pelota.

Así llegó el final de la primera mitad. La ventaja es buena, pero no definitiva.SEGUNDO TIEMPOLa segunda parte comenzó con un Mónaco con muchas ganas de igualar el marcador, pero con muy pocas ideas a la hora de ir al frente. Esto facilitó mucho el trabajo defensivo de los portugueses que, por su parte, no dejaban de inquietar en el contragolpe. La presión de la escuadra francesa era cada vez más intensa sobre el arco de Vítor Baía. La defensa lusa no salía de una angustia cuando ya estaba en otra, pero poco a poco lograron salir de su propia área sin haber concedido ningúna anotación.Las cosas cambiaron radicalmente al minuto 70, cuando el Porto por fin pudo aprovechar los grandes espacios que dejaba el Mónaco en su defensa. Deco, el crack portugués del conjunto luso, sentenció el partido con una definición magistral luego de un preciso y letal contragolpe de su equipo. No conformes con el 2-0, los peninsulares siguieron atacando, y al minuto 75 encontraron el tercer gol, el cual terminó de manera definitiva con las esperanzas de los franceses, que no sabía lo que estaba ocurriendo. El tanto fue obra de Alenitchev, quien había ingresado al minuto 60 del partido.Los minutos finales fueron un pero trámite, ya que la ventaja del Porto resultaba insalvable. Así llegó el silbatazo final, y con él, el triunfo para el Porto y el título de mejor equipo de Europa en el 2004.¡PORTO es el Campeón de Europa!BITÁCORA DEL PARTIDO(3´) Baía despeja con los pies un pase filtrado para Giuly y así evita el peligro sobre su arco, cuando parecía que el galo se metería al área solo y con el balón controlado.GOLES:(38´) 0-1 Centro para Carlos Alberto que, de espaldas al arco, intenta tocar el balón para un compañero, pero el balón rebota en su marcador y le queda justa para mandar un disparo que se incrusta en el ángulo derecho de la portería de Roma.(70´) 0-2 Deco define de manera magistral con la pierna derecha dentro del área luego de un contragolpe por la banda izquierda.(75´) 0-3 Luego de otro contragolpe luso, Alenitchev toma un rebote y fusila al arquero Roma para mandarla al fondo de las redes.

ALINEACIONES

MÓNACO 30 Flavio Roma 3 Patrice Evra 27 Julien Rodriguez 32 Gael Givet 4 Hugo Ibarra 7 Lucas Bernardi 70´ 14 Edouard Cissé 25 Jerome Rothen 15 Akis Zikos 8 Ludovic Giuly 10 Fernando Morientes 9 Dado Prso entra al 22´ por el 8 Giuly 18 Shabani Nonda entra al 63´ por el 14 Cissé 19 Sebastian Squillaci entra al 71´ por el 32 Givet DT Didier Deschamps PORTO 99 Vítor Baía 2 Jorge Costa 75´ 4 Ricardo Carvalho 22 Paulo Ferreira 8 Nuno Valente 28´ 6 Costinha 18 Maniche 23 Pedro Mendes 19 Carlos Alberto 39´ 10 Deco 11 Derlei 15 Dmitri Alenitchev entra al 0´ por el 19 C. Alberto 77 Benni McCarthy entra al 78´por el 11 Derlei 3 Pedro Emanuel entra al 84´por el 10 Deco DT José Mourinho

ÁRBITROSCentral: Kim Milton Nielsen Asistente 1: Jorgen Jepsen Asistente 2: Jens Larsen

LOS NÚMEROS: MÓNACO PORTO 1T 2T 1T 2T FALTAS 7 3 6 7 TIROS A GOL 0 0 2 2 TIROS AL POSTE 0 0 0 0 TIROS FUERA 0 6 0 0 TIROS DE ESQUINA 0 5 2 0 FUERA DE LUGAR 7 5 2 6[mt]

No te pierdas