Celtic 1-3 Barcelona…Sufrida victoria culé; Larsson anotó y Rafa jugó 62’

El Barcelona de España arrancó su participación en la Champions League 2004-2005 con una buena, pero sufrida victoria 1-3 en casa del Celtic.
 El Barcelona de España arrancó su participación en la Champions League 2004-2005 con una buena, pero sufrida victoria 1-3 en casa del Celtic.

Walter González | MEDIOTIEMPOCeltic Park, Escocia. 14 de Septiembre ante un lleno total

El Barcelona de España arrancó su participación en la Champions League 2004-2005 con una buena, pero sufrida victoria 1-3 en casa del Celtic.

El primer tiempo fue dominado totalmente por el Barcelona que manejó a placer la pelota pero sólo pudo anotar un gol. Para la segunda parte, cuando Ronaldinho tuvo el 0-2 en un penal, pero la figura del partido, el arquero Marshall lo atajó y esto motivo al Celtic que inmediatamente empató y acosó al Barcelona por unos 20 minutos.

Sin embargo, un gol del impresionante Giuly y un regalo de la zaga del Celtic que firmó Henrik Larsson en su regreso a lo que fue su estadio durante muchos años, sentenciaron el 1-3 para los catalanes.

Rafa Márquez jugó 62 minutos con una actuación buena, fue amonestado al 35´; su cambio fue más táctico que por deficiencias del mexicano.

PRIMER TIEMPO

Debido a que las medidas de seguridad entorpecían el acceso al estadio y la gente hacía largas colas en las puertas de entrada aun a la hora en que supuestamente arrancaría el juego, el silbatazo inicial fue pospuesto poco más de media hora.

El Barcelona salió a hacerse de la pelota desde el arranque, mientras el Celtic, como intentando marcar su territorio, hizo un par de entradas fortísimas que estuvieron cerca de provocar una lesión. La primera de ellas fue de Hartson sobre el tobillo de Rafa Márquez que amerito la amonestación y afortunadamente no trajo consecuencias; y la segunda de Thompson sobre Gio Van Bronckhorst que el árbitro no marcó y bien podría haber sido de expulsión.

Pese a esto, los catalanes lograron ejercer un claro dominio sobre el Celtic, el balón se pintó de azulgrana y el gol solo era cuestión de tiempo. Ronaldinho, pese a estar un poco lento por su reciente lesión, Deco, Giuly, Xavi y Eto’o conseguían tener bastante llegada.

Al minuto 19’, producto de la superioridad catalana, cayó el 0-1 producto de una bonita jugada. Deco robó la pelota en el mediocampo por la izquierda, tocó para Ronaldinho que hizo un par de fintas y le regresó la pelota a Deco que ya se había cruzado y entró al área por la derecha para definir sobre la marca con un gran disparo cruzado.

Los catalanes paseaban la pelota con talento y tuvieron un par más de oportunidades grandes en los siguientes minutos, pero el portero Marshal y la zaga del Celtic comandada por Balde, evitaron el segundo tanto. Los últimos 10 minutos de esta primera parte el Celtic quiso, más con empuje y fuerza que con talento, equilibrar las cosas, mientras que el Barça bajó un poco el ritmo y trabó la media cancha. Regresaron las faltas continuas y los primeros 45 minutos acabaron con el 0-1 para el equipo de Barcelona.

SEGUNDO TIEMPO

Para la parte complementaria, Celtic salió con una actitud distinta, salió Juninho y entró un correoso Sutton e intentó remontar, pero realmente no consiguieron mucho hasta que, al minuto 55’, Ronaldinho falló una pena máxima cometida a Giuly que fue tacleado dentro del área por McNamara que fue amonestado.

Después de esta falla del crack brasileño, Celtic se prendió de improviso confirmando la máxima del futbol “gol fallado, gol en contra” y con un relampagueante contragolpe, anotó el 1-1 por conducto de Sutton.

Rijkaard hizo modificaciones para intentar ir por la victoria. Salió Rafa Márquez haciendo para dejarle su lugar a Oleguer en un cambio táctico, también salió Ronaldinho, ya muy disminuido, para la entrada de Henrik Larsson, quien fue recibido con una gran ovación por su ex -afición.

El gol del empate cambió totalmente el juego, Celtic se fue encima con potencia y Barcelona comenzó a sufrir, dejó de tener la pelota y estuvo a punto de recibir otro gol al 68’ cuando Víctor Valdés salvó su arco después de un jugadón de Petrov.

El equipo culé sufrió, pero con mucho esfuerzo logró maniatar al local, recuperar la pelota y con ello volvió a atacar. Así, en una de las primeras jugadas elaboradas que lograba el Barcelona después de recibir el empate, Belletti desbordó por la derecha y centró exacto para Giuly que, en la media luna, disparó raso de primera intención. La pelota fue desviada por un defensa que quiso sacarla en el área chica y con ello el portero, que estaba un metro atrás, no pudo intervenir. Fue el 1-2 al 77’.

Barcelona recuperó el control y, gracias a un regalo de sus excompañeros, Larsson anotó el 1-3 y definió el partido al 82’. El sueco aprovechó que Thompson quiso retrasar con la cabeza a su arquero y robó la pelota, se quitó al portero y mató al Celtic.

El partido estaba definido y los últimos minutos fueron sólo un trámite muy ríspido y lleno de faltas, la mayoría de ellas cometidas por Sutton que regañaba a rivales y árbitro por igual ante sus infracciones.

ARBITRAJERegular del alemán Markus Merk. Dejó golpear mucho al Celtic, sobretodo en el arranque del partido. En el penal, queda la duda de si la falta merecía la tarjeta roja.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×