Tenemos que aceptar que somos favoritos ante Benfica: Rijkaard

El entrenador del Barcelona, Frank Rijkaard, admitió hoy que su equipo parte como favorito en el partido de vuelta de los Cuartos de Final de la Champions League ante el Benfica, pero pidió a sus...
 El entrenador del Barcelona, Frank Rijkaard, admitió hoy que su equipo parte como favorito en el partido de vuelta de los Cuartos de Final de la Champions League ante el Benfica, pero pidió a sus jugadores la máxima concentración "para evitar sorpresas".

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Abril de 2006

  • "Cuando hablas de un favorito claro, siempre es peligroso porque puede haber sorpresas”

El entrenador del Barcelona, Frank Rijkaard, admitió hoy que su equipo parte como favorito en el partido de vuelta de los Cuartos de Final de la Champions League ante el Benfica, pero pidió a sus jugadores la máxima concentración "para evitar sorpresas".

El holandés se mostró de acuerdo con su homólogo y compatriota Ronald Koeman, Técnico del Benfica, a la hora de situar al Barcelona como favorito de la eliminatoria.

"También lo veo así, jugamos en casa y estamos preparados para superar la eliminatoria. Tenemos que aceptar que somos favoritos porque todo el mundo espera que eliminemos al Benfica", comentó Rijkaard.

Para evitar excesos de confianza, el entrenador holandés recordó "otros ejemplos", como la eliminación del Liverpool a manos precisamente del Benfica y reconoció que "cuando hablas de un favorito claro, siempre es peligroso porque puede haber sorpresas".

Rijkaard, sin embargo, liberó a sus jugadores de toda presión. No quiso hacer hincapié en la falta de efectividad demostrada por el Barcelona en sus últimos partidos y desveló que su mensaje a la plantilla se limita a "que cumplan su trabajo y disfruten, que actúen como ellos saben y con la mentalidad de siempre".

Para reducir la ansiedad de los suyos de cara a gol, Rijkaard recordó que su equipo "es el más goleador de la Liga" y subrayó que sus jugadores no tienen que preparar especialmente esa faceta del juego, "porque no tenemos que buscar algo que ya tenemos, el gol".

Por esa razón Rijkaard no ha pedido a sus jugadores menos adornos y más efectividad. "Si analizamos las últimas ocasiones que hemos tenido, no veremos cosas raras ni adornos, simplemente un delantero que cabecea a portería, pero el balón sale fuera".

A juicio de Rijkaard, que admitió no creer en la mala suerte, uno de los motivos que ayudan a explicar la sequía goleadora del Barcelona en los últimos partidos es que el equipo "tiene ganas de marcar la diferencia en el campo y acelera para demostrarlo", pero restó trascendencia a las últimas cifras. "No pasa nada", reiteró.

Además, el entrenador se refirió de puntillas a la posibilidad de caer eliminado ante el Benfica, algo que sólo consideraría un fracaso "si después del partido te miras al espejo y concluyes que no has hecho todo lo posible para lograr tu objetivo".

"Pero no pensamos en esas cosas", matizó, "sólo queremos hacer lo que hacemos normalmente, jugar como sabemos y tener la ilusión que tiene todo el barcelonismo".

Rijkaard confirmó que espera un Benfica "muy bien organizado en defensa" y probablemente, abonado al contraataque. "Ya lo han hecho anteriormente, por eso debemos estar alerta", previno.

En caso de que el partido y la prórroga terminen sin goles, la eliminatoria desembocaría en una tanda de penaltis, una opción que Rijkaard apenas contempla y apenas ensayará. "Si se llega, chutarán los mejores. Les daré unos consejos antes y nada más, porque entrenar los penaltis no es demasiado útil, no es lo mismo ensayarlos en un entrenamiento que lanzarlos delante de 90.000 personas", apostilló Rijkaard.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×