Barcelona en el camino de repetir el éxito de Wembley

Tras derrotar al Milan en la ida de las Semifinales de la Champions League (0-1), el Barcelona disfruta de una situación inmejorable para reeditar su éxito de 1992, cuando ganó en Wembley...
 Tras derrotar al Milan en la ida de las Semifinales de la Champions League (0-1), el Barcelona disfruta de una situación inmejorable para reeditar su éxito de 1992, cuando ganó en Wembley (Londres) la única Copa de Europa de su palmarés, ya que está a un

MEDIOTIEMPO | Agencias19 de Abril de 2006

  • Disfruta de una situación inmejorable para reeditar su éxito de 1992

Tras derrotar al Milan en la ida de las Semifinales de la Champions League (0-1), el Barcelona disfruta de una situación inmejorable para reeditar su éxito de 1992, cuando ganó en Wembley (Londres) la única Copa de Europa de su palmarés, ya que está a un solo paso de clasificarse para la Final de la presente edición, en París.

Al igual que aquel ´Dream Team´, este Barcelona también ha dejado en la cuneta al Benfica en su camino hacia la Final. Y sobre todo, está dirigido por otro holandés, Frank Rijkaard, muy respetado por el vestuario, y mantiene una plantilla compacta en la que los extranjeros marcan la diferencia. Si antes fueron Stoichkov, Koeman o Laudrup, ahora aparecen Ronaldinho, Eto´o o Márquez, espléndido en su regreso al equipo.

En aquella ocasión, el Barça llegó a Londres impulsado por el título de Liga que había logrado días antes. Ahora, el equipo podría tener el campeonato en el bolsillo antes incluso de medirse al Milán en el partido de vuelta.

De un año a otro, el Barcelona ha protagonizado un salto de gran magnitud, acorde con la previsión marcada por la directiva del club, cuyos planes pasaban por conquistar la Liga española antes de iniciar el asalto a la Champions League: si la temporada pasada el Barça caía en Stamford Bridge, este año no sólo ganó en Londres y eliminó al Chelsea, sino que ha superado al Benfica y ha derrotado en San Siro al Milán, que no había perdido en casa esta temporada.

A fuerza de aprender de sus propios errores, el equipo ha ganado en madurez, y ese aprendizaje se ha traducido en peso específico internacional. El Barça es, a día de hoy, el gran candidato a levantar la Champions League el próximo 17 de Mayo porque ha mejorado en defensa, sabe manejar los partidos a su antojo, apenas se deja sorprender y no sufre pájaras como la de hace un año en Londres (4-2).

Cuenta, además, con jugadores determinantes. Ronaldinho, especialmente, vencedor con claridad del duelo entre los 2 últimos Balones de Oro en que se había convertido el partido ante el Milán por la presencia de Shevchenko.

Adorado en Italia y aplaudido por el público de San Siro, el brasileño no había tenido la oportunidad de demostrar en terreno italiano todo su potencial hasta el partido frente al Milán. Cuando se soltó del fiero marcaje de Stam y de la presión de Gattuso, encontró la pelota y desplegó todo su buen futbol. Si Silvio Berlusconi, Presidente del Milán, ya acudía al partido ´enamorado´ de Ronaldinho, la victoria del Barcelona probablemente le multiplicó esa sensación.

Además de Ronaldinho, el Barcelona encuentra en el tramo decisivo de la temporada al mejor Iniesta. Su futbol sutil brilló en San Siro, un escenario acostumbrado a jugadores más físicos y verticales. Con la confianza que ofrece la titularidad, el joven futbolista de Albacete ha logrado estabilizarse en el centro del campo, especialmente cuando juega más cerca de los delanteros que de los defensas.

Ausentes Messi y Larsson por lesión, en Milán apareció Giuly, cuya participación ha ido disminuyendo con el paso de la temporada. Parecía el tercero en discordia de una delantera muy eficaz (la más goleadora de la Champions League con 22 tantos), pero el francés mantuvo el tipo y demostró en San Siro su capacidad de sorpresa: se desgastó en una pelea estéril con Serginho y estaba a punto de ser sustituido, pero conectó un balón perfecto que se convirtió en el único gol del partido.

Irregular como pocos, al francés se le suele reprochar su falta de acierto, pero lo cierto es que sus estadísticas a final de temporada son encomiables, porque su presencia asegura una media de 10 goles.  [EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×