El Red Bull Salzburgo, un novato con aires de veterano

El Red Bull Salzburgo, próximo rival del Valencia en la ronda clasificatoria de la Champions League, es el último capricho del multimillonario Dietrich Mateschitz, que tiene como obsesión personal...
El Red Bull Salzburgo, próximo rival del Valencia en la ronda clasificatoria de la Champions League, es el último capricho del multimillonario Dietrich Mateschitz, que tiene como obsesión personal crear en la república alpina un equipo de futbol de talla
 El Red Bull Salzburgo, próximo rival del Valencia en la ronda clasificatoria de la Champions League, es el último capricho del multimillonario Dietrich Mateschitz, que tiene como obsesión personal crear en la república alpina un equipo de futbol de talla

MEDIOTIEMPO | Agencias2 de Agosto de 2006

  • El Red Bull ha incorporado en un frenético verano a 13 jugadores nuevos para la próxima campaña

El Red Bull Salzburgo, próximo rival del Valencia en la ronda clasificatoria de la Champions League, es el último capricho del multimillonario Dietrich Mateschitz, que tiene como obsesión personal crear en la república alpina un equipo de futbol de talla europea.

Mateschitz, el tercer hombre más rico de Austria y fundador de la conocida marca de bebida energética "Red Bull", ha tirado de la billetera y de grandes nombres en el banquillo para afianzar este proyecto futbolístico.

El italiano Giovanni Trapattoni es el Director Deportivo y el alemán Lothar Matthäus es el entrenador de un equipo cuyo Asesor Deportivo es nada menos que Franz Beckenbauer, mítico ex jugador y seleccionador alemán.

El Red Bull ha incorporado en un frenético verano a 13 jugadores nuevos para la próxima campaña: Remo Meyer, Timo Ochs, Niko Kovac, Vladimir Janocko, Clemens Walch, Milan Dudic, Karel Pitak, Ramadan Ozcan, Johan Vonlanthen, Vratislav Lokvenc, Christan Tiffert, Thomas Linke y Alexander Zickler.

Entre las nuevas adquisiciones se cuenta también el central internacional chileno Jorge Vargas, que jugó la pasada campaña el Livorno italiano, mientras que el segundo sudamericano del equipo es el argentino Ezequiel Alejo Carboni, ex Capitán del Lanús.

Los mentideros deportivos austriacos barajan un presupuesto de 50 millones de euros para poner en movimiento un equipo que parece una filial de la ONU, con 17 jugadores extranjeros y un único austriaco, el internacional Andreas Ivanschitz, capaz de competir por un puesto en la formación titular.

El veterano internacional croata Kovac, el delantero checo Lokvenc y la joven promesa suiza Vonlanthen son los jugadores destacados de un equipo que cuenta con dos experimentados ex miembros del Bayern de Múnich: Linke y Zickler.

Precisamente Zickler ya se enfrentó al Valencia en la Final de la Champions League que ganaron los bávaros en los penaltis en el 2001 y convirtió una de las penas máximas que privaron al equipo levantino del título.

El argumento del dinero convierte al Salzburgo en el gran favorito para ganar la liga local 10 años después del último título, aunque el interrogante está en saber si Matthäus será capaz de integrar tal cantidad de jugadores de distinta procedencia en el equipo.

"Todos los jugadores tendrán suficientes oportunidades para jugar", repite continuamente Matthäus cuando le preguntan que va a hacer con tantos futbolistas hambrientos de juego y cuya suplencia puede convertir el vestuario en un polvorín.

"Si queremos acercarnos a los grandes, entonces debemos reforzar la disciplina y el orden. Lo que nos transmite Trapattoni lo tenemos en cuenta y lo aplicamos en el terreno de juego", asegura el entrenador alemán, que es fiel a los dictados del italiano de jugar al cerrojazo.

Ese es el camino que seguirán para alcanzar la aristocracia futbolística del continente. "La Copa UEFA es también un objetivo, pero quiero entrar en la Champions League, en el teatro futbolístico europeo", concedió "Trap".

Pero la obsesión de Mateschitz por el futbol no se limita sólo a la liga austriaca, sino también a la de Estados Unidos, donde en Marzo de este año se hizo con el equipo de los MetroStars de Nueva York, que pasaron a llamarse "Red Bulls New York".

Además, el empresario -que cuenta con una fortuna personal superior a 2.000 millones de euros- es el denominado "Roman Abramovich de la Fórmula Uno", ya que cuenta con dos escuderías en la principal categoría del deporte del motor, con el Red Bull Racing y la Scuderia Toro Rosso.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×