Barcelona 2-2 Chelsea… Sucio punto festejó Mourinho

-Reaacciones de Puyol y Messi
-Reaacciones de Puyol y Messi
 -Reaacciones de Puyol y Messi

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Camp Nou, 31 de Octubre de 2006

  • Chelsea repartió patadas y anotó golazos
  • Drogba empató sorpresivamente al 93’

-Reaacciones de Puyol y Messi-Barcelona encadena 16 partidos sin perder en casa en Europa-Gudjohnsen se lesionó en la cola del astrágalo-Frank Rijkaard, molesto con el árbitro-Reacciones de Edmílson-Reacciones de José Mourinho-Reacciones de Frank Lampard   -Sigue toda la Champions League en Medio Tiempo

El Chelsea sacó toda la colección de marrullerías y artimañas para lograr un empate 2-2 del Camp Nou, gracias a un gol en el minuto 93 de Drogba cuando el equipo inglés parecía muerto de impotencia.

Barcelona no tuvo la rapidez para esquivar la dureza del duelo y con un descuido defensivo en el último minuto, dejó ir dos puntos de oro. Sin duda, la amargura en todo el estadio culé fue tremenda; la actuación del árbitro fue deplorable, siendo totalmente superado por las declaraciones y presión que Mourinho ejerció durante la semana. El equipo inglés salió justamente abucheado del campo del Barcelona mientras Rijkaard, iracundo, tuvo que ir a retirar sus jugadores que se querían comer vivo al juez italiano Roseti.

Chelsea salió a ensuciar el juego y vaya que lo logro, sin embargo, consiguió un golazo impresionante de Lampard y otro muy bueno de Drogba en el último minuto, para dejar al local con un palmo de narices y en emergencia dentro de la Champions League.

Con este resultado, Chelsea mantiene la punta del Grupo A con 10 puntos, mientras que el Barcelona cae hasta el tercer sitio con 5 unidades, ya que el Werder Bremen sacó un gran triunfo de casa del Levski Sofia y se trepó al segundo sitio con 7 puntos.

PRIMER TIEMPO

El partido no pudo haber arrancado mejor. El Barcelona armó su primer jugada, Deco tomó la pelota en el medio campo por la banda izquierda, arrancó con el corazón en la mano, condujo con gran velocidad y se cortó hacia el centro para, ya cerca de la media luna, sacar un balazo cruzado impresionante que se incrustó en el rincón dejando muy lejos de la jugada al portero Hilario, marcando el 1-0 al minuto 3’ y haciendo explotar la casa culé.

Barcelona quería una gran intensidad en las acciones, mientras Chelsea buscaba bajar el ritmo, congelar la pelota; incluso los ingleses buscaban sacar faltas como fuera, inventándolas, sufriéndolas o cometiéndolas, pero intentando a toda costa detener el movimiento de la pelota. La instrucción parecía clara, tirarse a todo, presionar al árbitro, ensuciar un juego que de por sí arrancó con gran temperatura y que poco a poco comenzaba a hervir con una cantidad de golpes que es extraña en estos niveles.

Al 8’, Messi se coló por la derecha tras una buena pared, llegó a línea de fondo y sacó una diagonal que Ronaldinho voló en los linderos del área. "Dinho" aplaudió a Messi su gran jugada, conciente de que merecía mejor final.

Chelsea consiguió su primera llegada importante al 17’ en un contragolpe que Ballack culminó con un disparo desde el borde del área que se fue por encima del arco. Un poco, esta jugada del Chelsea fue provocada por cierta distracción de los culés que perdieron la pelota en un avance.

Por esto, el Barça comenzó a buscar mayor precisión, tocando la pelota con mayor cuidado y bajando un poco la velocidad. Así, al 20 logró una gran jugada, con Xavi llegando al área por sorpresa para recibir un gran pase de Ronaldinho y disparar, exigiendo al arquero Hilario que alcanzó a rozar la pelota que pasó apenas a 10 centímetros del poste.

Poco a poco, el Chelsea comenzó a equilibrar el duelo, empujó en el medio campo y por momentos mostró un buen futbol. Así consiguió dos llegadas bien elaboradas e importantes. Primero Essien cabeceó en el corazón del área obligando a Valdéz a una atajada complicada. Y en el corner que dejó esa jugada, Robben disparó en la izquierda del área y nuevamente el arquero culé mandó a tiro de esquina con una atajada complicada por la poca visión.

Poco nos duró el gusto del futbol continuo pues Chelsea no dejaba de cortar con falta todo lo que rebasaba su propio campo y el Barcelona no atinaba a superar esta durísima manera de impedir el recorrido de la pelota. Al 38’ la cancha se llenó de confusión, pues el árbitro italiano Stefano Farina amonestó a Cole. El problema es que anteriormente había sacado una tarjeta que todo mundo creyó, había sido para Cole, por lo que todos los jugadores culés, toda la banca y todo el estadio pedían la expulsión. Sin embargo, resultó que la primera amarilla había sido para Lampard y el equipo inglés mantuvo a sus once hombres en el campo.

Así terminó el primer tiempo, en un duelo seco, totalmente tijereteado, ensuciado por el Chelsea y con una actuación difícil, titubeante y hasta impotente ante las circunstancias del árbitro Farina.

SEGUNDO TIEMPO

La segunda mitad arrancó igual que terminaron los primeros 45 minutos, con Chelsea empujando con potencia y Barcelona teniendo enfrente un durísimo crucigrama. Robben se encargó de avisar en dos ocasiones, primero con un cabezazo que sacó Valdés y luego volando la segunda oportunidad.

Lampard fue el que se encargó de empatar el marcador con un golazo de bandera, controlando sobre la línea de meta un balón que parecía perdido en la izquierda del área y desde ahí, sin ángulo, disparó con efecto por encima de Valdés. La pelota pegó en el segundo poste y se metió al arco ante la incredulidad de todos en el estadio. Fue el 1-1 al 51’.

Barcelona estaba en problemas, sin embargo, supo reaccionar muy rápido evitando que el Chelsea comenzara a tropezar nuevamente el duelo. Ronaldinho tomó la pelota pegado a la banda la izquierda y con una genialidad se llevó a Boulahrouz, llegó a línea de fondo y sacó una diagonal perfecta para que Gudjohnsen sentenciara frente al arco para el 2-1.

El duelo volvió a caer en suciedades extremas; el árbitro Farina apenas podía con el paquete e igual amonestaba por una miniedad que dejaba sin tarjeta las faltas fuertes.

Al 68’, Ronaldinho volvió a brillar con habilidad por la banda izquierda ahora poniendo un pase bombeado, ganándole la espalda a la defensa para que Gidjohnsen entrara con ventaja. Sin embargo, el tiro del islandés fue desviado por una providencial intervención de Terry.

Al minuto 76’, Gudjohnsen tuvo que dejar la cancha lesionado y su lugar lo ocupó Guily. Poco después saldría Xavi para el ingreso de Iniesta, buscando el Barça un poco más de velocidad en el medio campo.

Conforme fue avanzando el juego, Chelsea dejó de llegar. Sin embargo, tuvieron el empate en los pies de Ballack pero el alemán voló la pelota tras recibir una diagonal atrasito del punto penal al minuto 84.

Si el Chelsea había pegado y ensuciado el duelo como sistema, ahora lo hacía por impotencia. Primero Carvalho le pegó un patadón a Messi cuando ya se había marcado un fuera de juego y además, se enojó con el argentino. Luego fue Terry quien cuando Deco estaba en el suelo tras recibir una falta, le tiró un balonazo a mansalva que se ganó la amarilla. Para acabar con la demostración de suciedad del Chelsea, Carvalho, sin balón de por medio, le puso una plancha a Deco en la cadera, a 10 metros del árbitro quien se hizo de la vista gorda y ni siquiera falta marcó. Tal vez el juez estaba presionado por las declaraciones de Mourinho en la semana en el sentido de que al Barcelona lo beneficiaban los árbitros.

Sin embargo, el futbol es impredecible y a veces un poco caprichoso. Por esto, cuando el partido ya sólo esperaba terminar sin un lesionado, Chelsea se encontró con el empate con un balón largo y cruzado que Terry recentró con la cabeza en la izquierda del área para Drogba, que fintó disparo y se metió al área chica dejando atrás a Rafa Márquez, venciendo a Victor Valdés con un tiro por abajo para dedicar el 2-2 a la deplorable demostración de violencia que dio el Chelsea.

ALINEACIONES

BARCELONA: 1 Víctor Valdés, 12 Gio Van Bronkhorst, 4 Rafael Márquez, 5 Carles Puyol, 11 Gianluca Zambrotta, 3 Thiago Motta (amonestado al 42’, salió al 57’ por Edmilson que fue amonestado al 65’), 6 Xavi Herández (salió al 83’ por el 24 Andrés Iniesta), 20 Deco, 10 Ronaldinho, 19 Lionel Messi (amonestado al 39’), 7 Eidur Gudjohnsen (amonestado al 63’, salió al 77’ por el 8 Ludovic Giuly). DT Frank Rijkaard.

CHELSEA: 40 Hilario, 3 Ashley Cole (amonestado al 37’), 6 Ricardo Carvalho, 26 John Terry (amonestado al 26’), 5 Michael Essien (amonestado al 89’), 9 Khalid Boulahrouz (salió al 75’ por el 10 Joe Cole que fue amonestado al 82’), 4 Claude Makelele, 8 Frank Lampard (amonestado al 27’), 16 Arjen Robben (amonestado al 29’, salió al 72’ por el 21 Salomon Kalou), 13 Michael Ballack (salió al 94’ por el 20 Paulo Ferreira), 11 Didier Drogba. DT José Mourinho.

ARBITRAJE

Malo del italiano Stefano Farina que terminó totalmente superado por la autoritaria y deplorable demostración de violencia que dio el Chelsea. Benefició sin duda al visitante, tal vez muy presionado por las declaraciones de Mourinho. Perdonó al menos dos expulsiones a los jugadores ingleses, la última, increíble cuando Carvalho le dio una terrible plancha a Deco, sin balón de por medio y a 10 metros del juez que ni siquiera marcó falta.

-Reaacciones de Puyol y Messi-Barcelona encadena 16 partidos sin perder en casa en Europa  -Gudjohnsen se lesionó en la cola del astrágalo-Frank Rijkaard, molesto con el árbitro-Reacciones de Edmílson-Reacciones de José Mourinho-Reacciones de Frank Lampard -Sigue toda la Champions League en Medio Tiempo

[mt][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×