Barcelona 2-0 Werder Bremen... El Barça no falla y ya está en Octavos

-Sigue toda la Champions League en Medio Tiempo
 -Sigue toda la Champions League en Medio Tiempo

MEDIOTIEMPO | Agencias5 de Diciembre de 2006

  • El 2-0 sitúa al Barcelona en los Octavos de Final como segundo de Grupo

-Sigue toda la Champions League en Medio Tiempo

El Barcelona, el defensor del título de la Champions, no falló ante el Werder Bremen (2-0) y se clasificó para los Octavos de Final, después de un magnífico ejercicio en el primer tiempo y un futbol de más control en el segundo.

En 18 minutos, el Barça resolvió el partido y acabó con las dudas sobre la posibilidad de que por primera vez en la historia de la Champions, el defensor del título no pasara la primera ronda.

Para ello, Ronaldinho obsequió a los culés con un tanto de pillería en el lanzamiento de una falta para el 1-0 y después Giuly, otro de los destacados hoy, le regaló el 2-0 a Gudjohnsen.

Salió el Barça oliendo la sangre, un Camp Nou vestido para la ocasión, jugadores hipermotivados y ninguna duda. Ronaldinho se vistió la camiseta de los grandes partidos, estuvo participativo desde que salió al calentamiento.

Los barcelonistas hicieron suya la máxima de su entrenador, Frank Rijkaard, que en la víspera había aventurado que el Barça saldría a por el Werder y así fue. Los alemanes, un equipo eminentemente ofensivo, estuvieron descolocados desde el minuto 1, sin el balón vieron pronto que había poco que hacer.

Y esa fue la percepción correcta. En 7 minutos, dos ocasiones; en 10, otra clarísima de Giuly, salvada por Wiese y en el 13, Ronaldinho marcó el primero. Cuando el debate semanal era si el potencial físico del Werder se impondría a la técnica del Barça; Ronaldinho acabó de un plumazo con esta teoría.

En una falta de Wome sobre el brasileño en la frontal del área, Ronaldinho fue el más listo, comprobó que era imposible superar a la barrera del Werder por alto con Mertesacker y Valdo (1,98 metros cada uno de ellos) y decidió rematar por bajo. Sorprendió a la barrera, a Wiese y al Camp Nou con un gol que recordó a uno conseguido por Rivaldo en San Siro.

El tanto fue decisivo para la suerte del partido. El Barça creció en una portentosa demostración de la delantera, la media y sin que la defensa y el portero tuvieran que intervenir.

Un desplazamiento de Ronaldinho sobre Giuly, que superó cuando y como quiso a Wome, permitió a Gudjohnsen el 2-0. En el minuto 18, el corso le regaló en bandeja el gol al islandés, en un tanto de “nueve” puro.

Con el trabajo prácticamente hecho en ese tiempo, el Barcelona no bajó el pistón y buscó decidir el partido por la vía rápida. Lo pudo conseguir con un remate de Giuly, espléndido en el desborde, que salió fuera por poco y también Gudjohnsen, que firmó la jugada del partido.

El islandés recogió un servicio de Deco, regateó a cuatro defensas del Werder y remató al palo en una jugada en la que el ex jugador del Chelsea ofreció una lección de regates, algo que no se había visto en el Camp Nou.

El Werder, desarbolado, no encontró respuestas, sólo cuando en la recta final del primer tiempo, el Barça se dio un respiro, los alemanes vieron algo de luz. Una incorporación de Naldo, un disparo de falta del mismo jugador y un centro-chut de Wome fueron todos sus argumentos.

El equipo de Schaaf salió dispuesto a todo tras el descanso. Se hizo con el control del partido en los primeros 10 minutos de la reanudación. Con sus líneas muy atrasadas, el Barcelona sufrió las acometidas del Werder que se acercó en el primer cuarto de hora más que en toda la primera parte.

Una jugada de Klose dentro del área (m.55) fue el primer aviso, respondió Gudjohnsen, quien no pudo concretar un magnífico pase de Ronaldinho, pero después Almeida (m.59) y sobretodo, Jensen, con un remate al palo sembraron las dudas en el equipo local.

Entró Thuram por Motta (m.62), que se había pasado de revoluciones en un par de ocasiones, y Márquez pasó a jugar de mediocentro. Ese cambio de Rijkaard tranquilizó a su equipo, pero el Barcelona no era ya el de la primera parte.

Schaaf puso a Klasnic por Almeida (m.71), pero lo peor ya había pasado. Xavi, quien entró por el lesionado Iniesta, dio la pausa necesaria al juego de los de Rijkaard y todo volvió a su cauce.

El 2-0 sitúa al Barcelona en los Octavos de Final como segundo de Grupo y demuestra la profundidad de su plantilla que, sin los lesionados Samuel Eto';o, Lionel Messi y Javier Saviola, ha sido capaz de clasificarse en el “Grupo de la Muerte”.

2 - FC Barcelona: Valdés; Zambrotta, Puyol, Márquez, Giovanni van Bronckhorst, Motta (Thuram, m.62), Iniesta (Xavi, m.73), Deco, Giuly (Ezquerro, m.85), Ronaldinho y Gudjohnsen.

0 - Werder Bremen: Wiese; Fritz, Mertesacker, Naldo, Wome (Hunt, m.80), Frings, Jensen, Diego, Borowski, Klose y Almeida (Klasnic, m.71).

Goles: 1-0, m. 13: Ronaldinho. 2-0, m.18: Gudjohnsen.

Árbitro: Massimo Busacca (SUI). Mostró cartulina amarilla a Puyol (m.48), Motta (m.53), Wome (m.72), Frings (m.78) y Diego (m.90+2).

Incidencias: Asistieron al encuentro 95.824 espectadores en partido disputado en el Camp Nou correspondiente a la sexta Jornada de la Liguilla de la Champions, Grupo A. En el palco presenciaron el encuentro, entre otras personalidades, el Presidente de la Generalitat, José Montilla; el Presidente del Parlament, Ernest Benach; el Alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; así como los Consejeros de Agricultura, Joaquim Llena; Cultura, Joan Manuel Tresserras; de Medi Ambient, Francesc Baltasar; y el de Innovación, Josep Huguet.

-Sigue toda la Champions League en Medio Tiempo

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×